Vida Cotidiana

Las redes sociales

Ante unas campañas sin propuestas, de ataques, de llamadas telefónicas a los hogares durante la madrugada, de acusaciones, al candidato a diputado, presidente municipal o gobernador que le pregunte cómo va, la respuesta es la misma, que va bien.

La verdad es que hay un desencanto entre el electorado, ya que el mismo observa como a los eventos que organiza el PRI, el PAN o cualquier otro partido político, acuden muchos “acarreados”, esos que asisten por la necesidad de llevarse unos cuantos pesos al bolsillo, además de pasada aprovechar para echarse un lonche con su refresco, contar con una camiseta que habrán de sacarle jugo utilizándola durante meses o años.

En estos momentos, las redes sociales están jugando un papel preponderante, ya que las mismas se han convertido en un vehículo para llegar a miles y miles de personas. Además, el ya famoso whats app, es una herramienta que están usando los contendiente, quienes por ahí envían sus mensajes, videos, fotografías, en los que denostan a los rivales.

Algunos, prácticamente dejan ver mal a los contendientes, ya que filtran por este medio llamadas telefónicas que interceptaron, para que los ciudadanos se den cuenta de lo que los candidatos hablan.

Tanto panistas como priístas, se encargan de subir a las redes sociales las campañas negras, esas que no solamente atacan a los contendientes, sino también a las familias de los mismos, algo que no se vale.

Lo que no pueden hacer durante sus campañas, de frente a los ciudadanos, lo hacen utilizando el facebook, el twitter, whats app y correos electrónicos. En fin, los diferentes abanderados traen los mismos discursos, con los que empezaron sus campañas y a un mes de que terminen, parece que continuarán con sus ataques y pocas propuestas, lo que molesta al electorado, el cual se está cansando y no se duda que muchos coahuilenses no salgan a votar el 4 de junio.

En fin, mientras los partidos más fuertes se pegan con todo, ahora sí que se sacan sus trapitos al sol, los organismos pequeños mejor se esconden para evitar las pedradas. De aquí en adelante, los golpes serán más fuertes y los contendientes buscarán noquear antes de que llegue la hora de votar.


walter.juarez@milenio.com