Vida Cotidiana

Hay preocupación

Después de que se viviera una tensa calma en el municipio de Torreón, después de que los homicidios de alto impacto bajaran considerablemente y que hasta los accidentes viales disminuyeran, el ambiente se volvió a sentir tenso en la ciudad, hay preocupación de parte de las autoridades policiacas de los tres niveles, ya que los crímenes volvieron a aparecer. En la última semana se han suscitado asesinatos a balazos, han aparecido cuerpos embolsados, una persona fue baleada en su casa, una mujer que fue a dejar a sus hijos a la escuela, de pronto desapareció y su cuerpo fue encontrado sin vida en un terreno en despoblado. Se están empezando a encender los focos de alarma, ya que todo parece indicar que el flagelo de la violencia se niega a desaparecer de Torreón y además, los robos y asaltos continúan presentándose en distintas partes del municipio. Quienes conforman el Operativo Laguna Segura, deben de redoblar esfuerzos, ya que todo lo que se ganó en los últimos meses, parece que se está perdiendo en tan solo unos días. En estos momentos los ciudadanos parecen haber olvidado aquellos años de terror que se vivieron en la ciudad, en donde las balaceras se escuchaban por donde quiera, como también ya se olvidaron de aquel “toque de queda” simulado, ya que después de las nueve de la noche nadie quería salir de sus casas, preferían encerrarse y ver televisión, que acudir a algún restaurante, al cine, un antro o hasta a una fiesta o reunión. Es por ello la importancia de que las autoridades no bajen la guardia, para que quienes viven en Torreón sigan con la idea de la tranquilidad, de vivir en una ciudad en paz, con sus problemas, pero sin aquellos hechos de violencia que marcaron a este municipio en el mapa nacional, como uno de los más violentos. En términos generales hay preocupación, pero también se tiene que reconocer que la violencia de antaño nada tiene que ver con los hechos que ahora se están presentando. También hay que reconocer que en estos momentos municipios como San Pedro, Matamoros, Francisco I. Madero, Lerdo y Gómez Palacio, también viven otros momentos, ya que los habitantes de los mismos, ya pueden salir, pueden caminar tanto de día como de noche sin temor a ser víctimas de algún enfrentamiento a balazos. Ahora, lo único que se pide es que los cuerpos policiacos encabezados por el Ejército Mexicano, hagan lo mejor posible su trabajo, para la tranquilidad de los laguneros. 


walter.juarez@milenio.com