Vida Cotidiana

No prenden

A mitad de las campañas, para muchos ciudadanos las mismas no prenden, ya que normalmente acuden a los eventos de los candidatos priístas, panistas, morenistas y demás, gente acarreada, esa que llena o medio llena los escenarios o lugares públicos por donde habrán de pasar los abanderados, llámese a diputados locales, a presidentes municipales y a gobernador.

Además, en un mes de campaña solamente se ha visto lo mismo de algunos cuantos candidatos a la gubernatura, ataques y más ataques, por lo que los ciudadanos simplemente no ven propuestas, no ven un futuro para Coahuila, como tampoco un cambio.

El fantasma del abstencionismo ya empieza a rondar las elecciones del 4 de junio, por lo que los contendientes deben ser más propositivos, hablar de sus plataformas, de sus propuestas para trabajar durante los próximos seis años.

No cabe duda que estas campañas se volvieron a viciar, volvieron a aparecer los ataques y todavía más que eso, parece que hay manos extrañas dentro del proceso.

Todo está bien cuando visitan Coahuila personajes como Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN o Margarita Zavala, así como Enrique Ochoa, líder del tricolor o bien, algunos diputados federales o senadores, pero lo malo es cuando aparecen camionetas con propaganda para un partido y las mismas traen placas del estado de Tamaulipas.

Pero en fin, para algunos puede ser normal, para otros preocupante, pero al final, puede ser parte del apoyo que alguien le pueda dar a algún candidato a la gubernatura o alcaldía. Los abanderados de los diferentes partidos van a un lado, a otro y regresan a su tierra, en donde parece que ninguno es profeta, por lo que serán las estructuras las que puedan inclinar la balanza.

Ojalá que tanto Miguel Riquelme como Guillermo Anaya y Armando Guadiana, hicieran un alto en el camino y se dedicaran a decir lo que harán en favor de Coahuila en caso de que el voto los favorezca y ya se dejen de ataques.

De Javier Guerrero, se puede decir que trae su propia contienda, ya que sigue sin prender como candidato independiente, lo mismo que Lucho, José Ángel Pérez y Telma Guajardo. Ojo, el fantasma del abstencionismo puede volver a triunfar. 


walter.juarez@milenio.com