Vida Cotidiana

¿Y las policías?

Las autoridades policiacas municipales, estatales y federales ya deben estar preocupadas por lo que sucede en La Laguna de Coahuila, principalmente en los municipios de Torreón y Matamoros, ya que siguen ocurriendo hechos violentos.Los funcionarios han hablado mucho, han mencionado que se realiza un combate frontal a la inseguridad, pero la realidad es muy distinta a como ellos la pintan, ya que no solamente son los crímenes, pues también hay asaltos, robos y cualquier delito tanto del fuero común como del federal.Pero a esto hay que agregarle que la ciudadanía no está contenta con el trabajo de las corporaciones policiacas, hay muchas quejas en su contra, luego de ser señalados por cometer abusos, golpear a quienes se les paran enfrente y despojarlos de sus pertenencias.Pero qué sucede con los homicidios, por qué el interés de decir que los asesinatos de al menos cinco mujeres no son feminicidios, que son por problemas entre grupos delictivos.Esto es algo que no se entiende y basta recordar que en Matamoros, cuatro jóvenes mujeres han sido privadas de la vida en forma violenta, dos fueron asesinadas a balazos y dos más con golpes en sus cabezas.En Torreón apareció tirada en un terreno baldío una jovencita, pero además varios hombres han sido asesinados, algunos a balazos y otros a golpes. La pregunta es ¿y la policía qué hace?, dónde están los agentes de la Policía Investigadora, esos que llegan al lugar de los crímenes y luego desaparecen para iniciar sus investigaciones, las cuales nunca culminan.La otra pregunta es, ¿dónde están los policías municipales, los estatales, los “Gates” y el grupo que creó la presidencia municipal? Por ahí deben de andar, pero tampoco están dando resultados, ya que los delitos se siguen cometiendo.Miguel Riquelme, alcalde de Torreón, ya aseguró 45 millones de pesos que le autorizó el Subsemun, dinero que habrá de invertirse en patrullas, más equipo y en mejorar el salario de los elementos, con la finalidad de que se pueda combatir este índice de inseguridad.Basta recordar que cada año sucede lo mismo, se entregan patrullas, armas y lo que usted guste y mande, pero los resultados no se dan. Ahora, lo que hacen las autoridades para lavarse las manos, es echarle la culpa a grupos delictivos de lo que sucede en la región y así, todos contentos. 


walter.juarez@milenio.com