Vida Cotidiana

Y no pasó nada

Hace ya varios meses las autoridades estatales y municipales hablaron mucho sobre poner en orden a los vehículos de procedencia extranjera, así como a los nacionales para que tuvieran en regla todos sus documentos, además, se comentó que todos aquellos carros con vidrios polarizados serían retirados, que los autos que trajeran placas vencidas serían multados y otros más trasladados al corralón.
En aquella ocasión comenté que pasarían los días, las semanas y los meses y que no sucedería nada. Que todo era una llamarada de petate para espantar al muerto y lo único que lograron nuestras autoridades con aquellas declaraciones, fue darles más herramientas a los oficiales de Tránsito, también a los mismos policías, tanto estatales como municipales y no se diga a los federales, para detener a los automovilistas que ellos sienten que “andan” mal y ver que les pueden sacar. Vemos que aquellos operativos tan anunciados nunca llegaron y al ver que desde las cúpulas estatales no había indicaciones, los elementos de seguridad pareciera que tomaron la decisión de actuar por su cuenta, de detener a todo aquel que se les atraviese en su camino, primero para verificar sus documentos y en segundo, para pedirles el clásico “moche”, para dejarlos ir tranquilamente, sin el temor a que sus autos sean encerrados en el corralón y al no tener papeles, simplemente se pierdan. Parece que en aquella ocasión en que se hicieron las declaraciones, lo que se logró fue formar un negocio redondo, en donde sólo hay un perdedor, el automovilista, ya que todos los demás ganan porque ganan.
Ahora se termina el año, vienen los pagos de derechos vehiculares y estamos seguros de que nuestras autoridades, dirán que darán prórrogas a los dueños de los automotores para que regularicen su situación, ya que esta es la misma historia que se repite año con año y la verdad es que no sucede nada. Tan no sucede nada, que vemos autos y camionetas de reciente modelo con placas de alguna organización como Onappafa o Fedeppafa y la que usted guste y mande, sin que ninguna autoridad les diga algo y es que los cumplidos oficiales, prefieren carros viejitos, sin placas, para ir a la segura y sacar para pasar bien el año.

walter.juarez@milenio.com