Vida Cotidiana

No son parejos

En los últimos días la Secretaría de Finanzas apoyada por elementos de la Policía Estatal y de la Investigadora, ha realizado operativos sorpresa en distintos puntos de la ciudad, en los cuales se han dedicado a revisar vehículos sin placas o con láminas vencidas, para luego decomisarlos y así obligar a sus propietarios a pagar desde tenencias hasta derechos vehiculares, para poder volver a entrar en circulación.Esta medida no ha sido vista con buenos ojos, ya que para algunos, las autoridades estatales están aprovechando que en estos días se pagan los aguinaldos, obligando con los operativos a que los que tienen sus autos asegurados, utilicen ese dinero para ponerse al “corriente” con sus pagos.Pero la cosa no es pareja, ya que enfrente de sus narices, pasan un sinnúmero de vehículos de procedencia extranjera, muchos de ellos con placas de cartón, otros sólo con engomados de la Onappafa, Fedeppafa y demás “afas” que abundan en la ciudad, sin que estas autoridades de Finanzas del Estado hagan algo por detenerlos.Se observan vehículos “chocolates” de reciente modelo, algunos de lujo, otros más deportivos y la verdad que los policías estatales hasta parecen “perros de carnicería”, ya que solamente los ven pasar, pero quisieran poder tenerlos en sus manos.En el operativo realizado en Diagonal Reforma, en su cruce con calzada Abastos, se podía observar al personal de Finanzas en compañía de los uniformados, cómo sin importarles si en los vehículos viajaban familias o mujeres solas, ellos se los aseguraban.En la ciudad de Matamoros, sucedió lo mismo, personal de la Secretaría de Finanzas con policías estatales deteniendo autos sin placas o con láminas vencidas y en una mañana aseguraron más de 30 vehículos, ante la molestia de sus propietarios, quienes también observaron que a los carros de procedencia extranjera no los molestaron.No cabe duda que las autoridades estatales saben que diciembre es un buen mes para recaudar dinero, pero lo malo, es que a esos dueños de autos decomisados, los harán pagar hasta la risa y los dejarán sin dinero para pasar una bonita navidad y un buen Año Nuevo. Ni modo, esto es parte de la vida diaria y quizá por dejar todo al último, ahora los afectados por los aseguramientos están pagando las consecuencias. 


walter.juarez@milenio.com