Vida Cotidiana

¿Y los operativos?

Hace ya varios meses, muchos meses, se dijo que habría operativos contra los vehículos que no portaran sus placas actuales, contra los carros “chocolates” que estén sin la documentación debida, como también contra autos y camionetas sin placas y vidrios polarizados.Hace varios meses, muchos meses, también mencioné que todo sería una “llamarada de petate”, que no pasaría nada, que la medida en su momento serviría para que los encargados de los operativos se lucieran y pudieran sacar dinerito para echarle a su cochino.De nueva cuenta hace una semana se anunció que se realizaría un operativo contra todos esos vehículos sin la documentación en regla, sin las láminas actuales y todo lo que las autoridades deseen agregarle. Han pasado los días y no ha sucedido nada.Las autoridades federales parece que se hacen de la “vista gorda” con los vehículos de procedencia extranjera, ya que no han hecho nada por evitar que sigan llegando carros y camionetas “chocolates” al país y la región lagunera está saturada de los mismos.Pero no solamente son carros “chuecos”, hay un agravante, el que las organizaciones que defienden a vehículos “americanos” están entregando sus engomados a diestra y siniestra, se los están dando a vehículos que son de reciente modelo, que son deportivos, de lujo, sin importarles que no cumplan con los 10 años de antigüedad que exige Hacienda y Crédito Público.Quizá, si se realizan estos operativos, los beneficiados serían los señores agentes de Tránsito, a quienes todo parece indicar que les amarraron las manos y algo más, para evitar que infraccionen a diestra y siniestra a todos aquellos que vienen de visita a la ciudad, ya que para ellos esta es la mejor temporada, es la época en la cual podían recibir “donativos” de todos colores y sabores, muchos de ellos de color verde y los cuales proceden de la Unión Americana.En estos momentos se puede decir que ni las autoridades federales, ni las estatales, como tampoco las municipales, están preocupados por los carros “chuecos”, como por los carros con placas anteriores, sobrepuestas o con vidrios polarizados, por lo cual al final, todo quedará en simples declaraciones sin consecuencias, mientras que los automovilistas, al igual que hace meses, muchos meses, se darán cuenta que no pasa nada. 


walter.juarez@milenio.com