Vida Cotidiana

Ya son muchos

En el municipio de Torreón, se han presentado al menos seis decesos por accidentes en motocicletas, sin saberse a ciencia cierta quiénes fueron los culpables, si los que manejaban los frágiles vehículos o los conductores de los autos o camiones que participaron en estos percances.

También se han suscitado en lo que va del año, 317 accidentes relacionados con motociclistas y según información del Tribunal de Justicia Municipal, de estos, al menos 86 conductores de motos fueron responsables y en otros 211 resultaron afectados.

Eso es solamente en Torreón, pero en San Pedro de las Colonias, en Madero, Matamoros, Lerdo y Gómez Palacio, también han fallecido personas en diferentes choques entre motos y autos o camiones, algunos se puede decir que por imprudencia de los conductores de los vehículos de dos ruedas, algunos más por el estado inconveniente en el que manejaban y unos más por irresponsabilidad de los automovilistas, quienes gustan de manejar a exceso de velocidad o bajo los influjos del alcohol.

El problema no es quién tiene la culpa, aquí la situación es que han muerto muchas personas, entre ellas una niña de nueve años de edad, por lo que ya se hace necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto. Vemos a diario como muchos motociclistas circulan a exceso de velocidad, van zigzagueando entre los vehículos, además, muchos no portan cascos.

Algunos otros, sin medir las consecuencias, son vistos en esos frágiles vehículos con la esposa y hasta tres hijos, en una clara forma de retar a la muerte.

La pregunta es ¿y los agentes de Vialidad qué hacen? cuando todos vemos a muchos motociclistas realizar sus maniobras, no respetar los límites de velocidad, así como tampoco el reglamento vial, ya que dan vueltas prohibidas, se pasan cuando la luz roja del semáforo está en rojo.

También se debe de reconocer que hay muchos automovilistas imprudentes, aquellos que no respetan los señalamientos viales, así como quienes gustan de echarles sus autos encima a los motociclistas.

No cabe duda que nos hace falta una verdadera cultura vial, por lo que las autoridades municipales, encabezadas por el mismo alcalde Miguel Riquelme, deben de realizar una campaña para evitar tantos accidentes viales, para aprender a respetar a los motociclistas y ciclistas, así como para respetar el reglamento vial, empezando por los mismos cuerpos policiacos.

Hace algunos años había decesos por la violencia extrema y ahora las muertes siguen, pero por la imprudencia.


walter.juarez@milenio.com