Vida Cotidiana

Ya es mucho

Mientras que algunos tratan de desviar la atención con diferentes temas, en Torreón hay una realidad, la de vivir entre delincuentes del fuero común, quienes lo mismo asaltan un negocio pequeño, que roban en una vivienda o lo mismo despojan a los conductores de sus autos en forma violenta y no se diga el atraco a transeúntes, el cual se ha convertido en el pan nuestro de todos los días, delitos que se están cometiendo principalmente en colonias del sur-oriente de la ciudad.
El pasado lunes le tocó a un jugador del Santos ser víctima de los delincuentes, quienes en forma violenta lo despojaron de un vehículo Audi 2007 y la pregunta es, ¿mañana quién será el blanco de los ladrones? Seguridad Pública Municipal no ha podido contener el embate de los delincuentes y las quejas de los torreonenses son en el sentido de que la policía ha sido rebasada y que mientras los homicidios han ido a la baja, los delitos del fuero común continúan.
No cabe duda que las comparaciones son odiosas, pero del 1 de enero a la fecha, en San Pedro de las Colonias, Francisco I. Madero y Matamoros, el ambiente entre las corporaciones policiacas es de coordinación y los resultados se han estado dando en forma constante. Cabe mencionar que los titulares de las corporaciones, son gente que salió de la Policía Estatal, los cuales llegaron con la consigna de realizar la labor para lo cual fueron contratados, por lo que en esos tres municipios, pero principalmente en San Pedro, se ha notado el trabajo, lo mismo se detienen personas que alteran el orden público, que ladrones de casas-habitación.
Pero también han logrado cerrar establecimientos de venta de alcohol que no respetan el horario o bien, han asegurado mercancía en casas particulares en donde venden cerveza sin tener el permiso correspondiente. Hay mucha diferencia entre Torreón y San Pedro, pero cuando se quieren hacer bien las cosas, simplemente se hacen, se llevan a cabo y los resultados aparecen.
En Torreón se puede decir que los delitos de alto impacto o bien aquellos acontecimientos que marcaron al municipio, poco a poco van quedando en el olvido, pero los del fuero común siguen por todos lados y ojalá que la policía, con el voto de confianza que le diera el alcalde al titular Adelaido Flores, pueda sacar a Torreón adelante y que vuelva la tranquilidad a estas polvosas tierras.


walter.juarez@milenio.com