Vida Cotidiana

No mide igual

Los empresarios torreonenses se quejaron de las condiciones en que se encuentra el Parque Industrial Mieleras, señalando principalmente la falta de pavimentación y lo sucio que se encuentra. 

Quizá son pequeñeces, comparados estos problemas con los que realmente se viven en algunas colonias de la ciudad o de la periferia. Pero como son los empresarios, los que manejan el dinero y tienen el poder, el alcalde Miguel Riquelme de inmediato dijo que tomará cartas en el asunto, mencionó que habrá de realizar un recorrido por el parque industrial, para de manera inmediata, dar indicaciones y que den inicio las mejoras.

Sabe el presidente municipal que la empresa asiática Yura ya inició trabajos, también sabe que otras empresas extranjeras están interesadas en instalarse en este parque, por lo que es necesario que el día que lleguen a conocer el lugar, esté en óptimas condiciones.

Pero y los demás, los torreonenses, esos que día con día sufren por la mala pavimentación, por la cantidad de baches que se encuentran en sus colonias y en algunas de ellas sus habitantes todavía tienen que vivir a oscuras, ya que el alumbrado público no tiene para cuando llegar.

Es necesario que el alcalde Riquelme Solís, también se ponga la ropa de talacha, la ropa del pueblo y se dé una vueltecita por diferentes sectores del municipio, para que se percate de la problemática que se vive en los mismos.Pareciera que el presidente municipal confía mucho en su gente, les cree lo que le dicen, cuando la realidad que se vive en la ciudad es muy distinta.

No dudamos que los directores de los diferentes departamentos le comenten a Riquelme Solís que están trabajando en la pavimentación, que están colocando a marchas forzadas las lámparas led, que se llevan a cabo reparaciones de las tuberías y que muy pronto estarán funcionando a la perfección todos los colectores.Ver los problemas de esa manera, son como un sueño, cuando en la realidad lo que se vive en Torreón es una pesadilla y la cual se agravó con las últimas lluvias que provocaron muchos daños en diferentes sectores.

Ojalá que el alcalde arregle pronto el Parque Industrial Mieleras, pero que también se ponga la camiseta del pueblo, dé un recorrido y ordene a sus subordinados que atiendan los problemas que afectan a la población. Miguel Riquelme debe de medir con la misma vara. 


walter.juarez@milenio.com