Vida Cotidiana

La influenza

Pareciera que al problema del virus de la influenza A/H1N1 no se le está tomando con la seriedad que el caso lo requiere, ya que esta famosa gripa aqueja a los laguneros y ya ha cobrado varias vidas, desconociéndose realmente el número de decesos. Parece que se está repitiendo la historia y es que de nueva cuenta los rumores que circulan, principalmente en las redes sociales, están provocando temor entre la población.
En Torreón, tras conocerse la aparición de este virus, miles de habitantes de inmediato acudieron a clínicas o a cualquier sitio en donde se estuvieran aplicando las vacunas contra la influenza, acabándose las mismas, por lo cual quienes las necesitaban, se vieron en la necesidad de peregrinar en la búsqueda de esas dosis.
En San Pedro, Madero y Matamoros se instalaron en forma urgente puestos de vacunación y algunas familias torreonenses acudieron a hospitales del sector salud de esos municipios, para que les aplicaran la dosis del medicamento. En Torreón, la Jurisdicción Sanitaria y la Dirección de Salud Municipal, han estado aplicando vacunas por todos lados, pero estas acciones han sido insuficientes.
En lo que respecta a la información sobre la cantidad de personas que se encuentran contagiadas, las autoridades han indicado que sólo han sido 39 casos, de los cuales 18 son en La Laguna, siete más en Monclova, cinco en Piedras Negras, dos en Saltillo, uno en Frontera, uno en Acuña, uno en Viesca, uno en Cuatro Ciénegas, uno en Castaños y otro más en Sabinas.
En las redes sociales, se pueden ver mensajes que hablan de que el número de contagios es mucho mayor, así como los decesos por este virus, siendo la zona de La Laguna la que mayor reportes tiene. La realidad solamente las autoridades de salud en el estado la tienen, pero de que el problema es grave, ni duda cabe.
Hasta el momento, el problema existe, pero no se observa realmente que se hayan tomado las medidas necesarias para la atención de enfermos, así como las medidas de higiene para evitar el contagio. No se ven aquellos cubrebocas entre los ciudadanos, ni el uso de gel antibacterial, por lo que no sabemos si estamos fallando los ciudadanos o las autoridades del sector salud.


walter.juarez@milenio.com