Vida Cotidiana

Sin identidad

Hace unos días, en una reunión de amigos salió a relucir el tema del Santos Laguna, por lo que algunos me pidieron que hablara de los albiverdes, pero desde su punto de vista, el cual es muy respetable. Sabemos que el conjunto local anda de capa caída, que nada les ha salido bien y que el entrenador ha demostrado no poder con el paquete.

Estos amigos mencionaron que al equipo actual le falta identidad, que pocos son los que conocen los nombres de los actuales jugadores.En temporadas anteriores, todos sabían los nombres de los 11 que entraban al campo y de aquellos que quedaban en la banca, pero ahora, salvo el portero Marchesín, el defensa central que lloró, Izquierdoz y el seleccionado nacional Molina, de los demás nadie se acuerda.

Me pidieron que hablara del técnico, de Chepo de la Torre, de quien comentaron que el señor parece que se olvidó lo que es el futbol, ya que no puede ser posible que ponga a jugar a los “bachanes” que le contrataron, cuando no atinan a dar un pase correcto.Mencionaron a Ravello, a Cuero y demás, quienes realmente nada más sirven para extender la mano los días de pago.

Tienen razón estas personas, ya que al equipo antes llamado de todos, le falta personalidad, le falta carácter y no se observa por ningún lado el deseo de mejorar, y menos con un entrenador al que ahora parece que le falta capacidad. Antes escuchar de un equipo con referentes como Jared Borgetti, Oribe Peralta, Ludueña, el “Pony” Ruiz, entre muchísimos otros, era un gusto, se les veía como los ídolos, pero ahora, no hay a quien irle y si se admiraba a Marchesín, parece que ahora todo ha cambiado, luego de ver que a este portero se le subieron los humos.

Algo que dijeron fue que nunca entendieron el porqué dejar ir a Rentería, cuando era un jugador que venía creciendo en la institución y trajeron a los “bachanes”, que simplemente ni de adorno sirven en la cancha.Al final, todos coincidieron en que no cabe duda que el futbol es negocio, que con el Santos han hecho negocio al vender jugadores, pero que el negocio les ha salido mal con la compra de “bachanes” y ahí están los resultados.

Ahora, a esperar la temporada que entra para ver qué contratan. 


walter.juarez@milenio.com