Vida Cotidiana

No será fácil

En Durango, le elección del candidato a la gubernatura por parte del PRI no será nada fácil, ya que prácticamente hay una guerra política declarada entre La Laguna y la capital del estado. Hay dos aspirantes con muchas posibilidades, uno de la ciudad de Durango, el alcalde Esteban Villegas, mientras que por La Laguna, va la senadora Lety Herrera.

Hay un tercero en discordia que será el que se aproveche de la situación, el senador panista José Rosas Aispuro, quien está al acecho, esperando cualquier oportunidad para meterse en la pelea entre los priístas, buscando llevar agua a su molino.

El alcalde de Durango tiene todo el apoyo del gobernador Jorge Herrera Caldera, sabe que hasta el momento cuenta con las bases del tricolor, además, hay agrupaciones u organismos que ya le han manifestado su adhesión. Esteban Villegas se muestra seguro, confiado, ya que cuenta con la maquinaria de su partido y se está preparando para dar la pelea en una contienda interna.

Por su parte, la senadora Lety Herrera, tiene las tablas suficientes, sabe que no cuenta con el apoyo del mandatario estatal, pero tiene el apoyo de su padre, el exalcalde y empresario Carlos Herrera Araluce, así como de su mamá y sus hermanos, quienes la habrán de impulsar con todo rumbo a la candidatura a la gubernatura.

Esta contienda no será fácil, los laguneros añoran por tener un gobernador lagunero, quieren que alguien de esta región dirija los destinos del estado. Es de todos conocidos que las capitales de los estados reciben mucho apoyo de los mandatarios en turno, por lo que saben quienes viven en estas tierras, que un ejecutivo emanado de la Comarca sería el detonante para que ciudades como Lerdo y Gómez Palacio, puedan despuntar.

En Durango piensan lo mismo, por eso ciudadanos y empresarios apoyan a un gobernador de la capital, para que continúen con el crecimiento, ya que sienten que si sucede lo contrario, si gana un lagunero, sus proyectos de crecimiento terminarían.

En estos momentos no hay nada para nadie, pero hay un nuevo árbitro, Manlio Fabio Beltrones, dirigente nacional del PRI, quien de un manotazo podría acabar con las aspiraciones de Esteban Villegas y Lety Herrera, ya que líder del tricolor, tiene un “gallo” en Durango y es el ahora exdiputado federal Ricardo Pacheco.

Cada quien lucha por sus intereses, en La Laguna no se cansarán de impulsar a Lety Herrera, mientras que en Durango, están con Esteban Villegas y en la dirigencia del PRI, con Ricardo Pacheco. No cabe duda que la moneda está en el aire y la decisión estará en una contienda interna. 


walter.juarez@milenio.com