Vida Cotidiana

No hay empleo

Qué difícil panorama tienen los jóvenes egresados de las diferentes universidades de la región lagunera o los que habrán de terminar sus carreras, ya que en estos tiempos conseguir un empleo, es casi imposible.
Son muchos los muchachos que ya culminaron sus estudios y algunos de ellos prefieren emigrar a otras ciudades, ya que saben que de quedarse en Torreón, Gómez Palacio, Lerdo, Matamoros, San Pedro o Francisco I. Madero, es terminar trabajando de taxista, repartiendo cilindros de gas o botellones de agua, entre algunos otros empleos que nada tienen que ver con sus carreras.
La Laguna, en los últimos años se ha caracterizado por no atraer empresas que puedan generar esos empleos que tanta falta hacen, sino que al contrario, algunas han cerrado por diferentes motivos.
El pasado jueves se llevó a cabo la Feria del Empleo de la Juventud y se informó que de las 538 vacantes que se ofertaron por parte de 16 empresas, la mayoría iba dirigida al sector operario, lo cual es algo que debe de preocupar a las autoridades, ya que se pudo observar que realmente para aquellos que terminaron alguna licenciatura, simplemente no hubo acomodo.
Estos egresados que tuvieron que invertir tiempo y dinero, ahora están a la deriva, muchos de ellos no saben a dónde dirigirse y es que por más solicitudes que colocan, nadie les habla. Parece que a los organizadores de estas ferias, como lo es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a través del Servicio Nacional del Empleo en Torreón, deben de poner más atención, de buscar vacantes no solamente para los egresados de carreras técnicas, sino de aquellos que terminaron sus estudios profesionales, ya que son los que más sufren al no encontrar trabajo.
En La Laguna, normalmente presumimos que tenemos un gran número de instituciones educativas, gritamos a los cuatro vientos que contamos con universidades y tecnológicos de primer nivel, pero difícilmente se reconoce que los egresados no encuentran trabajo, que mejor buscan abrir un negocio antes de subirse a un taxi y deambular en busca de pasaje.
Muchos padres de familia ya cumplieron con darles estudios a sus hijos, quienes al no encontrar trabajo se desesperan y muchos de ellos, salen a otras ciudades a buscar un mejor futuro, o bien, se van a otros lados buscando ganar dinero fácilmente.



walter.juarez@milenio.com