Vida Cotidiana

Se empiezan a mover

Mientras que en el estado de Durango las cartas ya están echadas, en Coahuila ya son varios los que se han apuntado para esperar los tiempos y pelear por las candidaturas a la gubernatura.

En el PAN, se puede decir que son varios los tiradores, que hay algunos que sienten que les llegó la hora y que ahora sí pueden ganar una contienda electoral y dirigir los destinos de Coahuila, entre los que se encuentran el diputado federal Guillermo Anaya Llamas; así como el exalcalde de Ramos Arizpe, Ernesto Saro; el presidente municipal de Saltillo, Isidro López; y hasta el exembajador de México en España, Jorge Zermeño.

Algunos de estos panistas han empezado a platicar sobre la sucesión estatal, están dispuestos a entrarle en forma pareja, siempre y cuando, puedan quitarle el poder del blanquiazul al grupo de Guillermo Anaya, el cual tiene siete años al frente y en ese mismo lapso todo ha sido perder y perder frente al PRI.

Por el otro bando, por el lado del tricolor, se habla de que ya hay uno nominado casi oficialmente, Miguel Riquelme, alcalde de Torreón, quien sabe que tendrá que redoblar sus esfuerzos para primeramente, convencer a los torreonenses de que está trabajando, para después lanzarse al interior del estado, medir las aguas y ver si tiene posibilidades.

Riquelme Solís debe saber que no va solo, por lo que habrá que enfrentarse a priistas como el sampetrino Javier Guerrero, ahora diputado federal plurinominal electo, quien ya en una ocasión contendió en una elección interna y perdió frente a Humberto Moreira.

También tendrá otros rivales en el camino, como Jesús María Fraustro, actual diputado local y presidente del Congreso del Estado.El sueño de los laguneros, tanto de Durango como de Coahuila, es contar con un gobernador de estas tierras, que pueda darle el impulso a ciudades como Gómez Palacio, Lerdo o Torreón, para que las mismas puedan tener un crecimiento como Durango capital o la ciudad de Saltillo.

Miguel Riquelme sabe que no será nada fácil, ya que de aquí en adelante tendrá que trabajar horas extras, si quiere ser candidato a gobernador. Pero en el PRI también hay “broncos” y por ahí ya se habla de que Noé Garza Flores, renunciará a la Secretaría de Fomento Agropecuario en Coahuila, para desde ahora empezar a hacer campaña como candidato independiente. 


walter.juarez@milenio.com