Vida Cotidiana

Un distractor

No Cabe duda que la detención de Joaquín Guzmán Loera, ha sido un distractor, ya que parece que nadie se da cuenta que el peso mexicano continúa perdiendo valor, que los secuestros están a la orden del día en varias entidades, la violencia en el estado de Guerrero parece que no tiene fin, el problema con los profesores continúa, el crudo invierno está afectando a los más vulnerables y de muchas otras cosas que suceden en nuestro México lindo y querido.

La historia del recapturado y la actriz Kate del Castillo, ha acaparado las portadas de los periódicos nacionales, mientras que los noticieros de televisión, se han llevado esta historia como su noticia principal, pasando a segundo término la información que realmente afecta a millones de mexicanos.

La caída del peso frente al dólar, se podrá decir que se debe a la baja en el precio del petróleo, a los problemas que tiene China con su economía, pero en la realidad esta situación está afectando a muchos miles de mexicanos, quienes realizaron compras a crédito en los Estados Unidos, cuando la moneda en el vecino país se encontraba arriba de los 13 pesos. Ahora, esa deuda se les ha incrementado y no saben cómo pagarla, cuando el dólar ya está arriba de los 18 pesos.

Bueno, hasta la gente que se dedica a la fayuca está sufriendo, ya que con los billetes americanos que llevan a la Unión Americana para surtirse, ahora les alcanza para muy poco, por lo que tienen que regresar a los mercaditos con poca mercancía, la cual obviamente tienen que dar más cara para poder obtener ganancias. Pero saben estos comerciantes informales, que la gente en La Laguna no tiene dinero suficiente, por lo que también sus ventas han bajado.

Pero estas situaciones que se viven en nuestro país parecen no importarle al gobierno federal, ellos siguen felices con la novela entre “El Chapo” y Kate del Castillo, en decirle a la ciudadanía que a Joaquín Guzmán lo tienen confinado en una celda, en la cual lo vigilan elementos policiacos especializados, para evitar que se vuelva a fugar.

También han dicho que al recapturado tendrá un lujo, el que le cambien su cepillo dental cada seis meses, ya que no tendrá acceso a televisión digital, ni a cualquier otro privilegio, como lo es contar con ropa de marca, muebles en su celda, radio para escuchar música o noticias, en pocas palabras, no tendrá acceso a nada en especial.

El gobierno federal, se está aprovechando de esta detención para iniciar con la propuesta de contar con un Mando Unico a nivel nacional, la cual fue aprobada por 26 gobernadores, quienes habrán de exigir a los legisladores que le den el visto bueno y adelante. En fin, de lo malo, algo bueno tiene que salir y ojalá que no sea demasiado tarde, ya cuando el país se esté desmoronando. 


walter.juarez@milenio.com