Vida Cotidiana

Todos lo dijimos

Después de la estrepitosa derrota que sufriera el Partido Acción Nacional (PAN), empezaron a aparecer todos aquellos que dicen “lo dijimos”, los panistas no traen estructura, no tienen una militancia que los respalde. También “dijimos” que al ser elecciones intermedias o también llamadas “huérfanas”, afectarían a los diferentes organismos políticos, menos a los priistas.Para comentar con anticipación lo que sucedería en las elecciones del 6 de julio, no se necesitaba hacer un análisis concienzudo, no se necesitaba tampoco ser un adivino, ya que la debacle la traían los panistas desde muchos meses atrás, gracias al divisionismo tan marcado que se vive en el seno del partido, en donde simplemente, no han podido limar asperezas.Ojalá que estos resultados negativos hagan reaccionar a la gente de Acción Nacional, ya que son derrotas tras derrotas las que han sufrido, sin que puedan meter las manos. En esta ocasión pareciera que el voto duro, el voto de castigo, el voto de los indecisos, a los que afectó fue a los del PAN y no al PRI.Los ciudadanos en edad de votar y quienes por no querer saber nada del tricolor, normalmente votan en su contra, en esta ocasión prefirieron quedarse en sus casas a descansar o mejor, salir a algún centro comercial, a algún restaurante o bien, a pasear en familia.De entrada, podemos decir que los candidatos fueron muchos y la mayoría desconocidos, además, aparecieron partidos que jamás en la vida se habían escuchado.A esto hay que agregarle que las propuestas de los diferentes abanderados fueron las mismas de siempre, las cuales jamás habrán de cumplir y los ciudadanos ya las conocen, ya saben que con ellas lo que dan es atole con el dedo, por lo que en esta ocasión optaron por seguir con esa tradición de votar por el abstencionismo.Los priistas ya sabían lo que sucedería, por lo que empezaron a aceitar su maquinaria con anticipación, además, no quisieron que se repitiera lo que sucedió en los sufragios del año pasado, en los que se eligió al alcalde, por lo que ahora verificaron que su militancia acudiera a emitir sus sufragios.Fueron muchos los votos de diferencia entre los ganadores, los del PRI y los candidatos panistas, por lo que Acción Nacional tiene que hacer un alto en el camino, analizar sus últimas derrotas, ya que de no hacerlo, en el pecado llevarán la penitencia. 


walter.juarez@milenio.com