Vida Cotidiana

Les dijeron que no

No cabe duda que los panistas encabezados por Guillermo Anaya Llamas, el ya casi candidato a la gubernatura, sienten que el no haberse conformado la alianza con el PRD, fue un golpe duro, por lo que habrán de quedarse con los partidos morralla.

Mary Telma Guajardo, Secretaria de Alianzas del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, tuvo mucho que ver para que no se diera la coalición que tanto afecta al blanquiazul, ya que ella habrá de contender por la gubernatura, pese a saber que no tiene ni la más mínima posibilidad de ganar.

El panorama en Coahuila realmente se torna interesante, las elecciones que se avecinan serán muy peleadas entre cuatro candidatos.

Lleva la delantera el priísta Miguel Riquelme, quien cuenta con una estructura en toda la entidad, con una maquinaria que se encuentra bien aceitada. Después viene Memo Anaya, quien pese a tener poca militancia, le apuesta a los votos duros, a los votos que los ciudadanos que están en contra del PRI se los den a él.

Pero el tercero en discordia es Javier Guerrero, quien va por la vía independiente, el cual habrá de restarle votos tanto al tricolor como al blanquiazul y con ello debilitarlos.

Finalmente, el cuarto es Armando Guadiana, abanderado de Morena, quien sabe que por sí solo no lleva votos, pero que la imagen de su líder Andrés Manuel López Obrador, en algo lo habrá de ayudar para llevar sufragios a las urnas.

Ahora sí que ya está todo listo, hay coaliciones, los que van por la silla de Rubén Moreira, tienen poco más de un mes para acarrear agua su molino durante las campañas internas. Saben que este tiempo, lo tienen que aprovechar para convencer a los ciudadanos con nuevas propuestas y no con las promesas de siempre.

En estas campañas, el golpeteo estará a su máxima expresión, por lo que cualquiera puede aventarse al ruedo y lanzarse contra los rivales de partido. Marcelo Torres Cofiño, pareciera ser el candidato, ya que es quien ha sacado la cara por el PAN, al tirarle a todo lo que huela al PRI y a su candidato Miguel Riquelme, mientras que los otros panistas siguen rasgándose las vestiduras.

Ahora, solamente falta esperar la respuesta tricolor.


walter.juarez@milenio.com