Vida Cotidiana

100 días

En la administración municipal de Torreón, los funcionarios de primer nivel andan todos vueltos locos, algunos están trabajando horas extras y traen a su gente más cercana, recopilando toda la información de las labores realizadas desde que inició la gestión de Miguel Riquelme Solís.
Los que se encuentran más apurados son el director de Alumbrado Público, David Fernández, lo mismo que el de Desarrollo Social, Mario Cepeda, además el de Obras Públicas, el de Transporte, Informática, así como el de Seguridad Pública.
En lo que corresponde a Seguridad Pública, el titular, el teniente Adelaido Flores, quizás fue a quien “le tocó bailar con la más fea”, ya que por un momento se tambaleó en su puesto, debido a que el índice de delitos del fuero común no bajaba, los asaltos violentos a restaurantes empezaron a aparecer, los robos a instituciones bancarias se presentaron desde el inicio de año.
También debemos de recordar que los homicidios violentos continuaban y en las últimas dos semanas, los mismos han bajado en forma considerable, al igual que los asaltos a negocios, a personas y el robo de vehículos, según las estadísticas de la misma Policía Municipal.
En lo que al alumbrado público se refiere, el titular David Fernández empezó a colocar lámparas de luz led, por lo que el bulevar Independencia, la calzada Colón y avenidas como la Morelos, ahora lucen una nueva fisonomía.
Pero debemos decir que este director no puede cantar victoria, ya que se le está dando una “manita de gato” al centro de la ciudad, pero falta muchísimo por hacer en diferentes sectores, sin olvidar la periferia.
En Desarrollo Social, Mario Cepeda es de los que se han convertido en el “tiro al blanco” del alcalde Riquelme Solís, ya que es el que maneja los diferentes programas para entregar a los sectores más vulnerables, pero también sabe que debe de estar presente en sitios en donde administraciones anteriores nunca se pararon.
Todos los directores tienen que entregar sus apuntes con lo que han hecho, ya que saben que el futuro político de la administración municipal depende mucho de lo que se hizo y dejó de hacer en los primeros meses. Al final serán los ciudadanos los que califiquen si el presidente municipal y su gente cumplieron con las promesas realizadas.


walter.juarez@milenio.com