Vida Cotidiana

¿Otros 100 días?

Tan mal fue dejado el municipio por la anterior administración, que el actual alcalde Miguel Riquelme Solís, ya dijo que habrá de ocupar otros 100 días, para de esa manera poder atender todas las problemáticas que existen en los sectores de la ciudad y realizar obras de infraestructura y equipamiento urbano.
Sabemos que la gestión que encabezó Eduardo Olmos Castro, dejó muchas cosas por hacer, que el ex alcalde se preocupó más por el tema de la inseguridad, que por solucionar problemas vitales en las colonias del primer cuadro de la ciudad, como de la periferia y de los ejidos del municipio.
Se dijo hasta el cansancio que había un deterioro en lo que es la pavimentación, se gritó a los cuatro vientos que la ciudad se caía a pedazos, que se veía a un municipio sucio, sin un alumbrado público funcional y la verdad que Olmos Castro no hizo caso.
Está tan mal la ciudad, que Miguel Riquelme Solís tendrá que ocupar otros 100 días, pero no solamente son los 100 días, sino la cantidad de dinero que tendrá que invertir para reparar banquetas, cordonería, cambiar nomenclaturas, llevar pavimento a colonias de la periferia o bien, a ejidos que se encuentran en el más completo de los abandonos.
Los primeros 100 días terminan en abril y en los cuales, a través de las redes sociales, los ciudadanos han manifestado las diferentes problemáticas que viven en sus sectores, le mandan mensajes al alcalde para que envíe cuadrillas de trabajadores a tapar baches, a reparar tuberías de agua, a limpiar plazas, a cambiar luminarias.
En las respuestas que ofrece el presidente municipal a esos ciudadanos vía twitters, todo indica que de inmediato envía trabajadores del ayuntamiento para solucionar esos problemas, buscando de esa manera que los torreonenses crean en él, en su proyecto y que sientan que en los otros 100 días, habrá de darle solución a la mayoría de los problemas.
Sabemos que las autoridades municipales están dándole prioridad a las quejas ciudadanas, al alumbrado, pero se están olvidando de las colonias del primer cuadro de la ciudad, las cuales siguen sin recibir una “manita de gato” que tanta falta hace. De algo no hay duda, que para mejorar la ciudad, harán falta mucho más que 100 días.


walter.juarez@milenio.com