Vida Cotidiana

Muchos daños

Las lluvias registradas en los últimos días se podría decir que son atípicas y han sido constantes, las cuales pese a lo que digan las autoridades de los municipios de la región lagunera, tanto de Durango, como de Coahuila, sí han causado serios daños y para repararlos habrán de tener que invertirles mucho dinero, tanto en material como en mano de obra.Pero no solamente son los daños en el pavimento, sino en muchas viviendas, principalmente en las de familias que viven en la periferia, que tienen sus casas de cartón, de madera o en aquellas casas en que los techos son de adobe y el mismo con la cantidad de agua que ha caído, se han reblandecido y muchos se han desplomado.Estas lluvias atípicas, vuelven a poner al descubierto que en Torreón las administraciones pasadas solamente hablaron de darle solución al problema de las inundaciones, pero nunca hicieron nada y la actual encabezada por Miguel Riquelme, va por el mismo camino, olvidándose que año con año en temporada de lluvias muchas familias sufren ante las inundaciones.En Gómez Palacio y Lerdo, también hay muchos sectores que se inundan, en los cuales los vecinos tienen que sacar con cubetas y a escobazos el agua sucia, contaminada que se metió literalmente hasta las recámaras.En lo que son los municipios de San Pedro, Madero, Matamoros y Viesca, la situación se complica, ya que muchas casas en comunidades ejidales están construidas de adobe, otras de cartón y madera, por lo que estas lluvias las han afectado de sobremanera.Es curioso, pero las autoridades municipales de los diferentes municipios, lo único que hacen es mandar al personal de Protección Civil para evaluar los daños y decirle a los moradores de las viviendas afectadas, que salgan, que busquen un albergue, ya que sus techos o casas están a punto de desplomarse.Las autoridades municipales dicen que las lluvias no han causado muchos daños, ya que ellos como viven en buenas residencias, en sectores bien cuidados, no saben lo que la gente más pobre sufre y que por unas lluvias pueden perder su patrimonio como lo es su vivienda.De los baches ni hablar, los mismos han aumentado considerablemente, pero los laguneros ya están acostumbrados a los mismos, por lo cual unos cuantos más, no harán gran diferencia. 


walter.juarez@milenio.com