Vida Cotidiana

Hasta dan risa

Después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ratificara el triunfo de Alfredo del Mazo como gobernador del Estado de México, en Coahuila, Guillermo Anaya, excandidato del PAN a la gubernatura encendió las redes sociales, además puso el dedo en la llaga con sus declaraciones, por lo que la clase política reaccionó de inmediato.

Se sabe que el TRIFE tiene la última palabra, pero Guillermo Anaya declaró que este órgano electoral habrá de anular la elección de Coahuila, ya que votó en favor del reglamento de fiscalización en Estado de México, lo que significa que desecharon el argumento del PRI, por supuestamente no haberse publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Claro que de inmediato la gente del tricolor le contestó y en redes sociales, principalmente facebook y twitter le dijeron de todo y de un perdedor no lo bajaron. Además, hubo frases que en las que se mencionaba que solamente está engañando a los coahuilenses, que ya nadie le cree y que finalmente una contienda electoral se gana con votos.

De verdad que esta guerra en redes sociales daba risa, ya que también la gente de Acción Nacional le entró al juego, contestándole a los priístas y defendiendo a Memo Anaya, así como defendiendo la anulación del proceso electoral. Realmente se lanzaron priístas y panistas hasta las peinetas, se rasgaron las vestiduras, cuando se sabe que será el TRIFE el que tenga la decisión final.

La gente del tricolor, siente que la ratificación del triunfo de Alfredo del Mazo, es un paso importante, ya que ganarle al PRD y a Morena en el Estado de México, teniendo a López Obrador de por medio, es un buen mensaje para el PRI de Coahuila.

Pero en fin, en las redes sociales se pudieron observar panistas de los diferentes niveles, todos ellos lanzando piedras no solamente a Miguel Riquelme, gobernador electo, sino a Rubén Moreira, mandatario estatal y a todo lo que oliera al PRI.

Los priístas por su parte, se dieron gusto tirándole a Memo Anaya, dijeran los chavos, se dieron baño y al final de “loser” o perdedor, no lo bajaban. En fin, una declaración de Anaya Llamas volvió a calentar el ambiente. 


walter.juarez@milenio.com