Vida Cotidiana

Se las cumplieron

Ahora sí que los dueños de autos “chuecos” están sufriendo, lo mismo quienes traen vehículos sin placas o con las láminas vencidas, ya que quienes se encuentran al frente de los operativos, no se tientan el corazón para realizar los aseguramientos y todo aquel automóvil, camioneta, motocicleta o lo que ruede, van al corralón. Se pueden ver entre los decomisados algunos Honda Accord, Mustang, los cuales traían puestas las láminas de cartón de las diferentes organizaciones que agrupan a los autos “chuecos”. Todo indica que en esta ocasión le están ganando las autoridades estatales la pelea al líder de los onappafos, Guadalupe Barrios, quien sabe que no puede aparecer en público, ya que en cualquier momento lo pueden arrestar, debido a que la Ley Anti-chocolates va dirigida principalmente a los que imprimen, entregan y manejan láminas de cartón o engomados. Hay molestia entre los dueños de los carros “chuecos”, ya que sienten que su patrimonio puede irse a la basura, gracias al engaño de que fueron objeto por parte de los líderes de Onappafa, Fedeppafa, Conappafa, Frian y algunas otras, quienes les prometieron que habría regularización y que las láminas de cartón que ellos les entregaban, los amparaban. Fue una gran mentira y ahora están pagando las consecuencias, ya que nunca les explicaron que al pasar la frontera, tendrían que pagar un pedimento en aduanas para poder transitar por el país y ya en Coahuila, sacar la documentación correspondiente. Pero los operativos no son sólo contra carros “chocolates”, también van contra los propietarios morosos de vehículos nacionales, esos que dejaron pasar el tiempo y nunca pagaron refrendo, mucho menos el cambio de placas y circulan con las que se vencieron hace años. También se están infraccionando vehículos que no traen placas o con permisos vencidos. No cabe duda que ahora sí se les está apareciendo el diablo a los líderes de estas organizaciones que aglutinan a carros “chuecos”, quienes pese al aseguramiento de las unidades que ellos afiliaron, no han hecho nada, ni han dado a conocer sus posturas al respecto, ya que sienten el temor de que puedan ser detenidos por elementos de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila. Los dueños de autos asegurados saben que sólo tienen 10 días para comprobar que son  nacionales, de no ser así, quedarán en resguardo y muchos saldrán para ser destruidos. 


Walter.juarez@milenio.com