Vida Cotidiana

Fueron clave

Después de lo que se vivió durante varios años en La Laguna, fue clave la presencia del Ejército Mexicano para regresar la tranquilidad, por lo cual todos ven a los miembros de estas fuerzas armadas con mucho respeto. El 103 Aniversario del Ejército Mexicano, en todo el país se festeja, lo mismo en instituciones educativas, que en los ayuntamientos y en los gobiernos estatales y federal.

En la región lagunera se pudo observar cómo en las escuelas se le hizo un reconocimiento especial, lo mismo en los distintos ayuntamientos, en donde se les agradeció el esfuerzo que realizaron para regresar la paz social, para acabar con aquellos días de violencia.

Cómo no recordar esos años en que un día sí y otro también, aparecían cuerpos por todos lados, cómo llegaban grupos armados a algún negocio y disparaban a diestra y siniestra, en muchas ocasiones privando de la vida a personas inocentes. Fueron años de angustia, de temor, terror y gracias a la presencia del Ejército Mexicano, en coordinación con otras corporaciones como la Policía Federal, la Estatal y la Municipal, se logró abatir el número de homicidios violentos.

Vale la pena recordar que nadie quería salir de sus casas, que muchos jóvenes sufrieron la violencia, ya no pudieron disfrutar como hubieran querido, por lo que en aquellos años tenían que conformarse con hacer sus reuniones en la casa de algún amigo, en donde para evitarse problemas, se quedaban a dormir, con el consentimiento de sus padres.

Los elementos de estas fuerzas armadas, nunca bajaron la guardia, siempre dieron la cara, apoyaron a las policías municipales en sus labores, a tal grado que poco a poco fueron tomando el control y con ello regresaron la tranquilidad a los laguneros.

Ha sido tan valiosa su participación, que bajo un Mando Unico, encabezado por el Ejército Mexicano, se decidió vigilar esta región, se logró combatir a los grupos delictivos, pero además, pero no solamente se dedicaron a terminar con los delitos del fuero federal, también apoyaron a las corporaciones en su lucha por erradicar los delitos del fuero común.

Recordamos que al ver llegar aquellos convoys llenos de soldados, los laguneros tomaban un respiro, ya que verlos patrullar, verlos en las calles, daban una tensa tranquilidad. Esas intervenciones de los militares, fueron el inicio para el combate a los delincuentes, fue el inicio para que bajaran los secuestros, los cobros de piso y las balaceras.

Ahora en el 103 Aniversario del Ejército Mexicano, se les hace un reconocimiento justo y ganado a pulso a estos hombres y mujeres, quienes regresaron la tranquilidad a La Laguna. 


walter.juarez@milenio.com