Vida Cotidiana

Las dos caras

Mientras que en la región lagunera las familias durmieron bien y amanecieron de buen humor, luego de la goleada que le propinara el Santos Laguna a las Chivas del Guadalajara, consiguiendo su pase a la final ante Querétaro, en Ciudad Acuña, en unos cuantos segundos un tornado acabó con la vida de al menos 13 personas y dañó más de mil 500 viviendas.

El alcalde de Acuña, Evaristo Lenin, indicó que una tormenta de aproximadamente 20 minutos, registrada entre las 05:30 y 06:00 de la mañana del lunes, fue la que primero sorprendió a los habitantes de ese municipio, para luego presentarse un tornado de grandes magnitudes, el cual en sólo seis segundos acabó con viviendas, arrastró todo a su paso y levantó los carros como si fueran de juguete.Algunos de los vehículos se encontraban en movimiento cuando fueron levantados y arrojados por esa fuerza del fenómeno y por lo que algunos conductores perdieron la vida.

Muchos afectados se encontraban dormidos, por lo cual no sintieron cuando este fenómeno natural llegó de improvisto y provocó daños que acabaron vidas humanas y destruyeron casas y negocios.En una vivienda, una mujer se encontraba con sus hijos, cuando de pronto el techo se colapsó por la fuerza del tornado, cayendo encima de ellos, provocando que perdieran la vida.

Los daños materiales fueron cuantiosos y muchas de las familias afectadas están sufriendo, por lo que olvidándonos un poco de la euforia provocada por el triunfo del Santos Laguna, hay que voltear ver hacia Ciudad Acuña.

Hoy por mí, mañana por ti, por lo que es momento de desprendernos de unos cuantos pesos, de esos que en estos tiempos no sobran, pero que pueden ayudar para comprar agua embotellada, comida enlatada, artículos de limpieza como lo son jabón, pastas de dientes, rastrillos, toallas sanitarias y hasta pañales, entre otras cosas.

En estos momentos, las autoridades continúan atendiendo a las personas que resultaron lesionadas, además, la búsqueda de aquellos que a esa hora caminaban hacia sus trabajos o en sus carros se dirigían a los mismos, ya que por la fuerza del fenómeno fueron arrastrados y todavía están desaparecidos.Hay que apoyar al Santos rumbo a su quinta estrella, pero en estos momentos también debemos auxiliar a quienes están en desgracia por culpa de un fenómeno natural. 


walter.juarez@milenio.com