Vida Cotidiana

No por ellos

Mientras que los candidatos de los diferentes partidos hacen su luchita para buscar ganar adeptos, pese a saber que no tienen ninguna posibilidad de lograr ganar en los sufragios, de los que saldrán los diputados que conformarán el próximo Congreso del Estado, vemos que hay otros que parece que lo que buscan es inhibir el voto. Observamos anuncios espectaculares con doble intención, ya que en los mismos se pide que “voten por Ella y no por ellos”. Platicando con personas de diferentes partidos, comentan que no entienden esa campaña y no están de acuerdo con la misma, ya que actualmente tienen en su contra muchos imponderables, como lo son el mundial de futbol, como el ser una elección intermedia, además, el fantasma del abstencionismo está presente y quizás el próximo 6 de julio no aparezca ni el llamado voto de castigo, como para todavía tener esos espectaculares en su contra. Los ciudadanos se hacen muchas preguntas, ya que sienten que es mucho el dinero que se invierte en las campañas. Se preguntan para qué tantos candidatos, qué es lo que ganan los mismos y los partidos, quiénes los patrocinan, de dónde salen tantos millones de pesos. Es algo que todavía no se entiende y por si fuera poco, también se preguntan por qué en el Distrito Federal el Partido de la Revolución Democrática está posicionado, lo mismo que el PANAL o el Verde Ecologista, mientras que en Coahuila, esos organismos políticos están en el olvido. Otra de las preguntas es de dónde salieron tantos minipartidos, cuál es la finalidad de que existan y con la nueva reforma electoral, cuál será su futuro. Son tantas cosas que rodean a la política, que por lo mismo, la ciudadanía prefiere mantenerse al margen, prefiere dejar de lado a los candidatos a diputados, olvidarse de sus discursos que son siempre pan con lo mismo y que solamente ofrecen lo que jamás habrán de cumplir, sean del partido que sean. En las pláticas con los candidatos, todos dicen que van a ganar, que traen propuestas que convencerán a los laguneros, que ellos son la mejor opción y que pese a pertenecer a partidos desconocidos, el día de los sufragios, el 6 de julio, darán la sorpresa y los que acudan a las urnas emitirán sus votos por ellos. La verdad que estos candidatos patitos no están convencidos, saben que no tienen posibilidades, pero también saben que algo positivo les habrán de dejar las campañas . 



walter.juarez@milenio.com