Vida Cotidiana

A la baja

En el territorio nacional hay preocupación en todos los sectores por Donald Trump, el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, ya que ven a este hombre como un peligro para las relaciones con el vecino país, además provocaría que el peso mexicano se derrumbe más.

En la Unión Americana tiene una gran cantidad de seguidores, pero muchos al empezar a conocer al verdadero Donald Trump, le han empezado a retirar su apoyo y eso el magnate norteamericano lo sabe.

Ya en estos momentos se puede observar que sus bonos van a la baja, que tendría que suceder un verdadero milagro para que derrote a Hillary Clinton el próximo día 8 de noviembre, fecha en que se celebrarán las elecciones.

No cabe duda que lo peor que le pudo pasar al “copetón”, es su debilidad por las mujeres, ya que es por ahí en donde ha perdido su popularidad, además se echó encima a todo el sector femenino, no sólo de Estados Unidos, sino de todo el mundo, ya que ha recibido críticas al por mayor.

Todo indica que Donald Trump sabe de su inminente derrota, por lo que con sus últimos mensajes prácticamente está preparando el terreno para buscar echar culpas, una de ellas al decir que el empresario mexicano Carlos Slim de quien dijo apoya a Hillary Clinton, también al comentar que los medios de comunicación están en su contra y que los señalamientos de diferentes mujeres, son falsedades.

En México parece que las cosas empiezan a tranquilizarse, al ver que el candidato republicano va en caída libre, pero tampoco confían en la demócrata Hillary Clinton, quien parece que le tiene poco afecto a nuestro país, además de no ser una gran candidata, por lo que quien gane, será el menos peor.

No cabe duda que en estas campañas en los Estados Unidos, las redes sociales han jugado un papel muy importante, ya que gracias a las mismas, se está terminando con los sueños de grandeza de un hombre que amenaza con colocar un muro fronterizo, con atacar todo lo que huela a migración y hasta con hacerle el antidoping a su contrincante.

La moneda está en el aire y parece que el volado lo ganarán los demócratas con su abanderada Hillary Clinton. 



walter.juarez@milenio.com