Vida Cotidiana

¿A la baja?

El director de la policía municipal de Torreón, Adelaido Flores, dijo que los índices de inseguridad, principalmente en lo que se refiere a robos o asaltos, según sus cifras, van la baja, pero la percepción de la ciudadanía es muy diferente, ya que se siguen presentando hechos violentos.

Hace varios días, el Consejo Cívico de las Instituciones señaló que La Laguna está en el top de los robos y homicidios y fue el General Sergio Alberto Martínez Castuera, Mando Unico en la región, quien comentó que según las estadísticas del CISEN, ninguna ciudad de la Comarca Lagunera está en esa famosa lista de las más violentas y sobre los hechos en los cuales personas han perdido la vida, indicó que se trabaja para reducir estos homicidios.

Por su parte, Adelaido Flores, mencionó que no se ha presentado un incremento en los robos, que los mismos se han estabilizado y van a la baja.

Eso le dicen sus cifras al jefe policiaco, pero en la realidad se siguen presentando asaltos por todos lados, robos en viviendas y algunos violentos, sin olvidar el robo de vehículos.

Hace unos días los delincuentes llegaron hasta una vivienda y tras someter a los integrantes de la misma, se dedicaron a robar todo lo de valor, pero por si algo faltara, se dieron tiempo de tomarles fotos a los afectados, para luego amenazarlos con hacerles daño si denunciaban los hechos.

Durante la tarde del miércoles, una mujer fue dejada al borde de la muerte, luego de que un sujeto llegara hasta su vivienda en la colonia Navarro y en su intento por robarle su vehículo, le asestara 14 heridas producidas por arma blanca.

Esto demuestra que los ladrones siguen haciendo de las suyas y poco les importa lesionar o privar de la vida a sus víctimas para conseguir su objetivo. Algo que si se puede observar es que muchos de los delincuentes que son detenidos por la policía municipal, de inmediato son dejados en libertad para volver a delinquir.

Los elementos de Seguridad Pública ponen a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado a los detenidos, pero extrañamente por falta de “pruebas” o mala integración en las averiguaciones, son dejados en libertad, lo que demuestra que los ministerios públicos están fallando, no hacen bien su trabajo o algo más está pasando.




walter.juarez@milenio.com