Vida Cotidiana

No avanzan

Los comerciantes y vecinos de la avenida Morelos, ya se encuentran desesperados por la lentitud de los trabajos, ya que pasan los días, las semanas y los meses, sin que la situación mejoren. Ellos saben que por más que protesten, tienen que aguantarse, tienen que esperar a que terminen y tomarse la ‘píldora’ que la gente del ayuntamiento les doró, al decirles que cuando se terminen los trabajos, sus negocios o casas, tendrán mucha mayor plusvalía. Pese a la tardanza, lo que si se debe de reconocer es que el Paseo Morelos quedará bien hecho, será un gusto para los torreonenses poder caminar por ese sector, el cual le habrá de dar más vida al centro de la ciudad. Se le está metiendo mucho dinero al Paseo Morelos, algo que vale la pena, pero en donde el ayuntamiento no avanza, es en la repavimentación, así como en las obras de los colectores, las cuales van a paso de tortuga.


De verdad que la ciudad está convertida en “zona de guerra”, baches por todos lados, sin que se observen las cuadrillas de trabajadores del ayuntamiento tapándolos. No sabemos hasta cuándo empezarán a trabajar en la repavimentación, son demasiadas calles que se encuentran en pésimo estado, lo mismo por el rumbo de Fuentes del Sur, que en Las Carolinas, Pancho Villa, Nuevo Torreón, las Etnias y no se diga las que se encuentran a los costados del Manto de la Virgen. Hay mucha pasividad en el ayuntamiento, por lo que pensamos que alguien no está haciendo bien su trabajo, ya que el alcalde Miguel Riquelme anunció que la campaña de rebacheo iniciaría, pero hasta el momento es fecha en que los hoyancos día con día se hacen más grandes. Sabemos que se está construyendo el Teleférico, mismo que será de gran beneficio para atraer turismo, que el complejo de La Jabonera ha sido todo un éxito, así como la Línea Verde, pero en el ayuntamiento se han olvidado de lo que piensan los habitantes de Torreón, quienes se encuentran cansados de tanto bache, así como de fugas de aguas negras, sin que le pongan remedio a esa situación. Ojalá que el alcalde Riquelme Solís se diera una vueltecita por el oriente de la ciudad, para que se percate no solamente de los baches, sino de las obras que se realizan y observe que las mismas no avanzan. Los comerciantes de la Morelos están molestos, pero los vecinos de muchas colonias también lo están y las autoridades, bien gracias.


walter.juarez@milenio.com