Vida Cotidiana

Esos autos “chuecos”

No cabe duda que las organizaciones que aglutinan a los propietarios de autos “chuecos”, “chocolates”, de procedencia extranjera o como quiera usted llamarle, tienen años realizando lo que se dice un negocio redondo. En muchos casos, los dirigentes de estos organismos son los que también venden vehículos “ilegales” y son ellos quienes los afilian, prometiéndoles a los dueños que no tendrán ningún problema con las autoridades. La pregunta es ¿de quién es la culpa, de los propietarios o de los líderes de estas organizaciones? Y es que todavía no se entiende cuál es la verdadera labor de estos organismos que se encuentran registrados, los cuales prometen las perlas de la vida a los dueños de los autos “chuecos” y al final solamente se la pasan cobrándoles por unas placas de cartón que ni sirven ni para echarle aire al carbón durante una carne asada. Lo conducente es que organizaciones como Onappafa, Fedeppafa y otras más, deben de realizar lo más pronto posible los trámites de legalización de los vehículos que ellos afilian, ya que ellos conocen la forma en que se llena la papelería, los pagos ante Hacienda y todo lo conducente para que esos vehículos circulen con sus papeles en regla por cualquier carretera del país. Pero no, parece que ese no es el negocio, ya que ellos lo que más desean es seguir cobrando por esos cartones, los cuales ya quedó demostrado con los aseguramientos que se han realizado en Torreón, que no sirven para nada. Los propietarios deben de saber que en cuestión de minutos pueden perder su patrimonio, pueden perder esos carros “chocolates” que con tanto sacrificio compraron y todo por confiarse en organizaciones que realmente no les dan una solución para legalizarlos. Fue el mismo gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien afirmó que seguirán los operativos contra autos que circulen sin placas y de procedencia extranjera, con lo cual se confirma que las supuestas “láminas” o calcomanías de las diferentes organizaciones no sirven para nada, solamente existen para pedirles dinero a los dueños de los autos de procedencia extranjera. No dudamos que los líderes de estos organismos, de pronto vayan a citar a los propietarios de autos “chuecos” en las carreteras federales para bloquearlas o bien, a manifestarse en el centro de Torreón, ya que es la única forma que conocen para “defender” a sus agremiados. 


Walter.juarez@milenio.com