Vida Cotidiana

¿Por qué hasta ahora?

Ya le dieron luz verde a la construcción de lo que será el nuevo aeropuerto en la ciudad de México y la pregunta es ¿por qué hasta ahora? En el gobierno de Vicente Fox el mismo tema fue muy comentado, el expresidente de México intentó construir la terminal aérea en terrenos que tienen dueño y todavía recuerdo a aquellos ejidatarios marchar machete en mano por el centro de la capital del país.Ahora que ya se autorizó la construcción en terrenos del gobierno federal, no se entiende por qué buscaban tierras comprometidas, por qué trataban de sacar a la terminal aérea de la ciudad de México.Quizás intereses oscuros, intereses de particulares o algo más pudo haber sido lo que llevó en aquellos años con Vicente Fox a buscar distintas opciones, cuando la principal la tenía frente a sus narices, frente al actual aeropuerto.En aquel sexenio, el exmandatario estaba necio en construir un nuevo aeropuerto en la zona de Texcoco y se presentó un decreto para expropiar más de cinco mil hectáreas ubicadas en tres municipios, San Salvador Atenco, Texcoco y Chimalhuacán.Eso los campesinos no lo aceptaron y a base de machetes y palos rechazaron las “tentadoras” ofertas del señor Vicente Fox y de ahí empezaron sus bloqueos y manifestaciones, que derivaron en la no construcción de la terminal aérea.Esto que se vive en la capital del país con el nuevo aeropuerto, es algo que sucede en toda la República Mexicana en diferentes ámbitos, en donde los intereses son más fuertes que las necesidades.Ahora ya se habla de que para el año 2018 estará estrenándose el nuevo aeropuerto con tres pistas y cuando el proyecto esté terminado, serán seis los lugares en donde habrán de aterrizar y despegar aviones de todo el orbe, incluido el Airbus A380.Es mucha la inversión, se habla de 120 mil millones de pesos, pero también se comenta que será uno de los más modernos de América Latina, será sustentable, se aprovechará el agua residual y pluvial, tendrá muchas bondades para no afectar al medio ambiente, pero lo principal es que no afectará a terceros y esta terminal ayudará no solamente a transportar pasajeros, sino al crecimiento del país. No cabe duda que muchas cosas en esta vida, se manejan a base de intereses. 


walter.juarez@milenio.com