Vida Cotidiana

Todo por un aficionado

La ocurrencia de un aficionado le pudo haber salido muy cara no solamente al Santos Laguna, sino a la zona metropolitana, ya que el equipo local recibió un aviso de veto y una multa económica de dos mil días de salarios mínimos, lo que equivale a 136 mil 560 pesos. Los albiverdes calificaron de “panzazo”, por lo que les tocó jugar contra el número uno que fue Tigres y lo harán frente a su afición en el Territorio Santos Modelo.

No sabemos qué mosca le picó al aficionado Nicolás Ávila Luna, quien tras ser detenido, solamente pagó una fianza y quedó en libertad.

El Territorio Santos Modelo, se puede decir que es un ejemplo a nivel nacional, en donde no se necesita de una malla ciclónica que separe a los aficionados del terreno de juego.La acción del aficionado en contra del árbitro central Fernando Guerrero, se puede decir que le salió cara al club, ya que tendrá que desembolsar una buena cantidad de pesos, pero lo más triste es que de volver a presentarse algo similar, el estadio será vetado.

Si el TSM hubiera recibido el castigo por culpa de un aficionado, obviamente el juego ante Tigres se tendría que jugar en una sede alterna, afectando con ello la derrama económica, ya que se caerían las reservaciones en los hoteles y los restaurantes no tendrían comensales.

Todo esto y mucho más pasaría por la culpa de un aficionado que trató de desquitar su frustración, su coraje de ver a su equipo sufrir en la cancha, tratando de culpar al menos culpable en ese momento.

Este lamentable hecho no se debe de repetir, ya que es mucho lo que está en juego, como también es mucho lo que La Laguna pierde, ya que no es sólo el castigo al equipo y a esta gran afición, la cual al final se quedaría sin un partido de liguilla, sino también a aquellos que esperan con ansias estos momentos para incrementar sus ventas.No sabemos qué fue lo que impulsó a este joven aficionado a ingresar a la cancha, qué lo llevó a tratar de agredir al silbante, pero tampoco sabemos el por qué los aficionados que en ese momento se encontraban cerca de donde sucedieron estos lamentables hechos, aplaudieron la acción.

En fin, se recibió una amenaza de veto, una multa económica y el Santos recibirá a Tigres en el TSM, por lo que solamente queda disfrutar de este partido de liguilla. 


walter.juarez@milenio.com