Vida Cotidiana

Se acaba el año

El año 2013 se va en un abrir y cerrar de ojos, ya estamos a 25 días de celebrar la Noche Buena, por lo que miles de laguneros pareciera que ya se olvidaron de los problemas que se tuvieron en los últimos 11 meses y en estos momentos todo es felicidad.
Con la entrada del mes de diciembre las peregrinaciones a la Virgen de Guadalupe aumentan, se puede sentir el fervor religioso en toda la región lagunera. Algunos participan en estas marchas para darle gracias a la morenita del Tepeyec por el año que se tuvo, otros, todavía con problemas, le piden que los ayude a salir de los mismos.
Pero también en este mes llegan las tradicionales fiestas decembrinas, esas que no pueden faltar en las empresas, en cualquier trabajo, en las colonias y en los hogares, ya que las posadas son parte importante de la navidad.
Ya muchos laguneros aprovecharon el pasado Buen Fin para comprar los regalos, otros, se están esperando a que les entreguen los aguinaldos para poder adquirir aquellos obsequios que habrán de entregar a las novias o novios, a los papás, hermanos, amigos y niños.
No cabe duda que ya se respira otro ambiente, un ambiente de más tranquilidad. Vemos que en los cruceros aumentan las personas que piden dinero y los laguneros sacan de inmediato las monedas para apoyar a esa gente que lo necesita.
Este mes de diciembre es para disfrutar, para no pensar en problemas y para olvidarse todo lo que sucedió durante el año que está por fenecer. Sabemos que es época de regalar, pero también debemos de estar conscientes que en el 2014, hay que realizar pagos, por lo cual también hay que prevenir.
De entrada, lo primero que se tiene que saldar es el predial, después debemos de pensar en los vehículos, ya que hay que pagar las tenencias y demás impuestos vehiculares. También debemos guardar dinero para poder pagar colegiaturas, así como los gastos que se generan mes con mes, como los recibos de agua, luz, teléfono y no se diga los pagos a las tarjetas de crédito.
Se va el 2013 y el último mes, diciembre, hay que disfrutarlo al máximo no solamente en Noche Buena y Navidad, sino también el día en que se despide el año, el 31 de diciembre y con los mejores deseos recibir el 2014.


walter.juarez@milenio.com