Vida Cotidiana

Violencia de género

Estamos en pleno siglo XXI, en el año 2016 y todavía se sigue presentando la violencia en contra de las mujeres. Esto es algo que ya no debe de suceder, se deben de crear leyes para combatir este flagelo que afecta todavía a muchas mujeres. Además, pareciera que al gobierno federal, a los senadores y diputados, así como a las autoridades estatales y municipales, les ha faltado crear conciencia, les ha faltado realizar campañas de valores, para que se entienda que no se puede ir por la vida causando lesiones físicas y emocionales en contra de las mujeres.

Ya es necesario frenar la violencia y es que constantemente nos damos cuenta de que todavía hay muchos hombres que sin motivo alguno, se dedican a golpear a sus parejas. Este mal no es solo de los laguneros, de los mexicanos, es un mal mundial y hay muchos países en donde todavía la mujer es sometida, en donde vive bajo un miedo, un temor a recibir castigo, a ser golpeada y en ocasiones hasta privada de la vida.

En la región lagunera ya hay lugares en los que las afectadas, pueden denunciar a las personas que atentaron contra su integridad, para recibir asesoría y seguir adelante con sus vidas. Se han creados institutos municipales para atender a las mujeres violentadas, los cuales han sido de gran ayuda para que quienes sufren de violencia de género, puedan acudir a pedir ayuda y asesoría jurídica. De verdad, esto que sucede todavía en pleno siglo XXI, es algo que ya debe de estar erradicado, es algo que debe quedar enterrado en el pasado, por lo que ya no se debe de presentar la violencia en contra de las mujeres.

Hace algunos ayeres, cuando perdía el equipo de futbol Santos, de inmediato los hombres molestos por la derrota, desquitaban su frustración en contra de sus parejas, golpeándolas, sin importarles terminar tras las rejas. Debe haber un alto a la violencia y no es un tema de leyes, no es un tema de endurecer las penas, es un tema de crear conciencia, de aplicar valores y saber respetar al sexo opuesto. Ya basta y ojalá que las autoridades se involucraran en un problema grave y recurrente, como lo es la violencia contra las mujeres. 


walter.juarez@milenio.com