Vida Cotidiana

Vehículos oficiales

La propuesta de reglamento de la Oficialía Mayor en Gómez Palacio, para castigar a aquellos funcionarios o empleados municipales que traen vehículos oficiales a su cargo y transportan a sus familiares, está en proceso de revisión, por lo que de aceptarse esta medida, habrá de tomarse una buena decisión.
Es urgente que se reglamente el uso de vehículos oficiales, muchos de los cuales son utilizados como particulares y la verdad, esto no es nada nuevo, ya que es una práctica que se realiza no sólo en La Laguna de Durango, sino en todo el país, debido a que muchos servidores públicos se aprovechan y prefieren traer los autos o camionetas a su cargo, para transportar a su familia.
También vemos a quienes manejan esos vehículos oficiales los fines de semana en paseos públicos acompañados de amigos, compadres o familiares, como también los podemos observar cuando llegan al Territorio Santos Modelo y se estacionan muy tranquilamente, ya que en los vehículos, traen los logotipos de alguna administración municipal, federal o estatal, así como la dependencia para la cual laboran.
En Gómez Palacio ya está la iniciativa, por lo cual se espera que la misma, pueda analizarse en los demás municipios de la región lagunera y ojalá llegara a los gobiernos estatales, ya que a final de cuentas, esos funcionarios están usando esos vehículos oficiales que fueron comprados con nuestros impuestos, con la finalidad de ser utilizados como herramientas de trabajo.
Pero además, estas personas que manejan tranquilamente esos coches y camionetas de cualquier dependencia, también saben que les dan gasolina y por eso, se aprovechan de la situación y los carros que compraron con su dinero, prefieren tenerlos guardados.
En la propuesta de la Oficialía Mayor, en Gómez Palacio, cualquier empleado que suba a sus familiares a un vehículo oficial podría ser suspendido sin recibir sueldo, además, podría causar baja definitiva en caso de reincidir.
Ojalá que en Torreón, que es en donde más se observan casos de empleados municipales que hacen funciones de choferes de la familia, también se tomen cartas en el asunto, que el alcalde Miguel Riquelme, se percate del gasto excesivo que se genera.


walter.juarez@milenio.com