Vida Cotidiana

Van en serio

Todo indica que en Gómez Palacio el tema de las auditorias va más que en serio, ya que sin tanto ruido, sin tanto escándalo la semana pasada en una conferencia de prensa, los responsables del área jurídica del ayuntamiento dieron a conocer que el despacho contable externo, el cual se contrató exprofeso, había encontrado irregularidades e inconsistencias, por lo que se podría proceder legalmente en contra de algunos exfuncionarios, por lo que se procedería en consecuencia.

Estas auditorías van en serio, las palabras de la alcaldesa Leticia Herrera al principio de su administración no se las llevó el viento, por lo que quienes fueran titulares de las dependencias auditadas, podrían ser citados a declarar, en donde habrán de decir si ellos actuaron bien o si realmente lo hicieron por encargo.

Se habla de que se están auditando las administraciones de Mario Calderón Cigarroa, así como la de José Campillo, por lo que muchos exfuncionarios están sufriendo, ya que si hicieron algo que los perjudicara, pero que beneficiará a otros a nivel estatal, ahora con las auditorías habrán de pagar las consecuencias. Se comenta que en la ciudad de Durango, el alcalde José Ramón Enríquez también está haciendo lo mismo, realizar auditorías a sus antecesores, para que se empiece de esa manera con la transparencia y darle información a los ciudadanos de la capital.

En Gómez Palacio parece que ha despertado interés el saber qué va a pasar, ver realmente en donde los auditores encontraron fallas, en que departamentos y hacia dónde se destinó algún dinero y quiénes serán los señalados.

Mientras eso sucede, el show debe de continuar y este municipio necesita mucho trabajo y con la crisis económica que vive el país, con los gasolinazos  y con Donald Trump, las autoridades habrán de sufrir para cumplir lo prometido, llevar obras a los diferentes sectores en donde tanta falta hacen. Se esperan los resultados de las auditorías, pero también se espera que los recursos bajen a Gómez Palacio y que las obras iniciadas no se detengan.


walter.juarez@milenio.com