Vida Cotidiana

Uber dice no

Mientras que en Torreón los concesionarios de taxis realizaron una reunión urgente, para ver la forma en que buscarán evitar que la empresa Uber se instale en el municipio, en la ciudad de Durango ya dijeron que este servicio no habrá de entrar.

Fue Luis Uriarte, director en México de la marca Uber quien declaró que este servicio de transporte no entrará a la capital duranguense, todo por las declaraciones que realizó Juan Soto Ledezma, director de Transportes en Durango, quien según él criminalizó a los trabajadores del sistema, por lo cual se tomó la determinación de dejar todo como estaba.

El director de Uber dijo que el funcionario estatal prácticamente comparó a las personas que iban a trabajar en el sistema con criminales, lo cual los ponía en desventaja y además, su integridad estaba en riesgo.

El titular de Transportes en Durango, lo único que comentó fue que no permitiría la operación de Uber, ya que cualquier persona que busca prestar un servicio de transporte, debe de contar con una concesión, ya que de lo contrario, quienes sean sorprendidos usando carros particulares como transporte de taxi, serán sujetos a proceso,  porque en Durango es un delito el usurpar funciones de los concesionarios.

No cabe duda que la ley es muy clara, sin importar si los de Uber se registran ante Hacienda, emiten facturas y pagan sus impuestos, ya que lo principal es tener una concesión y los taxistas locales cuentan con ella.

En Torreón sucede lo mismo, las autoridades municipales han comentado que no se puede dar un servicio de transporte si no se tiene una concesión, además, en el reglamento se indica que quienes lleven a cabo esa práctica, es al final “pirataje”, por lo que los carros son asegurados y los propietarios de los mismos pagarían una fuerte multa.

En Durango, el transporte local le ganó el primer round a los de Uber, solamente falta ver qué sucederá en Torreón, si la empresa internacional continúa con su deseo de entrar al municipio o se retiran para evitarse problemas, pese a que ya se tienen a varios propietarios de vehículos particulares, listos para entrar laborar en la ciudad.

Lo que llama la atención, es que se reunieran taxistas de Torreón y Gómez Palacio para hacer un frente común y ojalá, ahora sí puedan trabajar ambos tanto en territorio de Coahuila como de Durango. De lo malo, algo bueno tiene que salir. 


walter.juarez@milenio.com