Vida Cotidiana

‘Tranquilidad’

Mientras que en México el pasado sábado las autoridades federales anunciaban la detención de Joaquín Guzmán Loera, en Torreón parece que la “tranquilidad” aparente sigue sintiéndose entre los jóvenes y algunos no tan jóvenes, a quienes sin importarles la noticia internacional, ellos por la noche salieron a divertirse.
La ciudad volvió a tener vida, ya que eran las 11 de la noche o las dos de la mañana y el tráfico era fluido, mucho movimiento, los muchachos se trasladaban esa noche de un lugar a otro en busca de diversión. Aquellos restaurantes que soportaron los embates de la inseguridad durante varios años, empiezan a recibir su recompensa, al ser muy visitados y se les reconoce el hecho de que pese a su crisis, a no tener comensales, nunca bajaron la guardia y mucho menos cerraron sus puertas.
El alcalde, Miguel Ángel Riquelme, comentó durante la octava reunión de evaluación de la seguridad en Torreón, que la semana pasada ha sido la más tranquila en lo que va del año, ya que se reportó una disminución de 14 por ciento en los delitos denunciados, lo cual interpreta que bajaron los robos a domicilio, de vehículos con violencia y sin violencia, los asaltos a comercios, todo gracias a la estrategia implementada por Seguridad Pública Municipal.
Hasta el momento, la ciudad sigue viviendo una tensa calma, los torreonenses están realizando sus labores como en antaño, sin el temor a ser víctimas colaterales de algún hecho delictivo. Las autoridades han estado combatiendo la inseguridad, se realiza una vigilancia principalmente en sectores conflictivos, así como en bulevares, avenidas o calzadas, en donde están los comercios o restaurantes, para evitar que los mismos sean víctimas de los delincuentes.
Entendemos que según las autoridades, el número de delitos bajó, pero también sabemos que la semana pasada un agente de Vialidad fue herido a balazos, además un restaurante ubicado a un costado de la Alameda, fue asaltado en forma violenta.
No se pueden echar las campanas al vuelo, ya que de una semana a otra, el panorama cambia y lo que pide el sector empresarial, el restaurantero y la ciudadanía en general, es que las autoridades no bajen la guardia, que el alcalde Miguel Riquelme Solís le exija resultados a su director de Policía. La ciudad es otra y ahora hay que mirar para adelante.


walter.juarez@milenio.com