Vida Cotidiana

Traen prisa

Mientras que en el estado de Durango ya está definido el método para elegir candidato a la gubernatura del estado, el cual será por convención de delegados, en Coahuila, aunque todavía falta mucho tiempo, hay muchos aspirantes del PRI que desean saber la forma en que elegirán a su abanderado.

En estos momentos en Durango, se manejan los nombre del alcalde de Durango capital, Esteban Villegas, de la senadora Lety Herrera, así como los nombres de Héctor Arreola y Ricardo Pacheco, los cuales están trabajando con los delegados, están tratando de convencerlos que son la mejor opción.

Pero en Coahuila, todo indica que la gente de Saltillo, así como el sampetrino Javier Guerrero, están desesperados, están viendo que un torreonense se les ha adelantado en el camino, por lo que no quieren que pase más el tiempo, ya que ellos empezarán a buscar la forma en que van a trabajar de cara a la designación.

Saben los diputados federales Jericó Abramo, Armando Luna, la senadora Hilda Flores, el mismo Alejandro Gutiérrez, así como Enrique Martínez Morales, que Miguel Riquelme Solís, alcalde de Torreón, les ganó la salida, que el lagunero ha realizado recorridos por toda la entidad en busca de apoyo y lo ha encontrado en la mayoría de los alcaldes, así como en las bases del partido.

Pero lo que más les preocupa a los saltillenses, es el apoyo que ha recibido Riquelme Solís de parte del gobernador Rubén Moreira, la forma en que lo trae de un lado para otro, con lo cual se demuestra que el torreonense trae toda la ayuda del tricolor y del estado.

Para Miguel Riquelme, la forma más sencilla de elegir al candidato a la gubernatura, sería por medio de una elección interna, en la cual podrán participar todos los priístas.

Es una forma elegir abiertamente al que representará al PRI, por lo que no desea que sea por el método convención de delegados, ya que esta sería un dedazo disfrazado. Todo indica que el alcalde de Torreón no le tiene miedo a los aspirantes y si a la forma en que se pueda elegir al candidato, ya que él también sabe cómo se las gasta su partido, por lo que no quiere sorpresas.

Parece que a los políticos de la capital del estado les preocupa la forma en que se están dando las cosas, la forma en que el lagunero hasta el momento encabeza las preferencias.

En estos momentos las bases del partido, los dirigentes, la gente más cercana al gobernador, así como los cuadros que durante muchos años han apoyado a Miguel Riquelme, se están uniendo para hacer un frente común y no dejar que nadie le pueda quitar la candidatura al lagunero.

La lucha por tan tremendo “hueso” pondrá a prueba a los priístas. 


walter.juarez@milenio.com