Vida Cotidiana

Reunión de alcaldes

Los alcaldes de Matamoros, Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, volvieron a reunirse para buscar lo que ellos llaman homologación de reglamentos, algo que parece habrá de funcionar y entre los temas que tocaron, está el del transporte y hasta del Metrobús hablaron. Lo que llamó la atención de esta reunión fue cuando Miguel Riquelme, alcalde de Torreón dijo que “llegó la hora del transporte público”, con el único deseo de atacar el problema en que se han convertido esas chatarras que circulan por toda la ciudad y además, el presidente municipal torreonense anunció que darán inicio los operativos contra estos camiones de pasajeros. Los demás alcaldes entendieron el mensaje, saben que el transporte público en la zona metropolitana es un verdadero problema, lo mismo en Gómez Palacio que en Lerdo o bien en Matamoros con las unidades que viajan a los ejidos o rancherías.
Riquelme Solís dijo que se habrán de regular aspectos como el uso del prepago, algo que inició en la administración de José Angel Pérez y que en la pasada con Eduardo Olmos Castro, simplemente se olvidó. Recordamos que el prepago trajo algunos beneficios, pero muchos de los transportistas nunca quisieron entrarle al nuevo programa, no quisieron cambiar sus unidades y mucho menos modernizarlas, por lo que ahora es tiempo de tomar al toro por los cuernos y decirles a estos dueños de concesiones, que deben de alinearse en busca de mejorar el servicio hacia los usuarios.
Vemos que los años siguen su curso y mientras que solamente algunos dueños de camiones hicieron el sacrificio para comprar unidades nuevas, otros, prefirieron quitarse de problemas y seguir con sus chatarras, dando un pésimo servicio y quedándose en cualquier esquina, por las malas condiciones mecánicas en que se encuentran. En la reunión de alcaldes, con las declaraciones de Riquelme Solís, se puede entender que la cosa va en serio, ya que habló también de quitar los vehículos que no cuenten con la concesión actual, y es que debemos de mencionar que durante años, los dueños del transporte han hecho lo que quieren, poco o nada les importa lo que las autoridades digan y menos lo que opinen los usuarios. Sabemos que en las diferentes administraciones y no se diga en la pasada.


Walter.juarez@milenio.com