Vida Cotidiana

¿Regresa la violencia?

La violencia continúa, las armas siguen hablando, ahora fue en una de las canchas del ejido La Fe, en donde un hombre fue asesinado a balazos, mientras que otro hecho de sangre se suscitó en la colonia Las Fuentes, sitio en donde dos personas resultaron heridas de bala. Semanas atrás se habían presentado decesos violentos, en algunos las personas habían sido golpeadas, torturadas y en sus cuellos presentaban torniquetes.

Ahora ya regresaron las balas y la pregunta es si ¿está regresando la violencia? Las autoridades dicen que todo está en calma, que los delitos van a la baja, ya no hay tanto asalto, ni robos a personas o casas, además, los robos de vehículos siguen bajando.

Se dice que el Mando Único en La Laguna está dando resultados, que han cambiado las estrategias y lo mejor, que las policías Metropolitana y Fuerza Coahuila, han realizado una labor muy importante en la región.

Pero no solamente son ellos, también están las autoridades ministeriales, las cuales protegiéndose con los Juicios Orales, no dejan que ni el aire se acerque a la zona en donde se suscitó un hecho violento.

Estos agentes protegen las evidencias, no quieren que se contamine el lugar en donde fue privada de la vida alguna persona, o bien, en donde hubo gente lesionada en un hecho de sangre. Son tan “obstinados”, son tan “dedicados” a realizar “bien” su trabajo, que hasta se dan el lujo se “correr” a quienes se acercan, sin importarles si son socorristas y mucho más sin periodistas.

Todo estaría bien si estos agentes, incluidos los del Ministerio Público, realizaran bien su trabajo, si dieran resultados, detuvieran a homicidas, ladrones y demás delincuentes que operan en la región. Hacen las cosas con tanta “cautela”, como si fueran la pura verdad, cuando sabemos que recogen evidencias, se retiran y jamás se vuelve a saber del caso.

Pero por si fuera poco, es tan común que en cualquier hecho violento, integren mal las averiguaciones, por lo que los delincuentes salen, vuelven a delinquir y gracias a estos agentes, se empieza un juego de nunca acabar, en el que obviamente alguien debe de ganar, ya que de gratis, no los soltarían. Pero en fin, la violencia va a la “baja”, las policías están “trabajando” y el Mando Único sigue dando resultados.

Lo malo es que en la realidad y sin usar estadísticas, siguen los delitos del fuero común, del fuero federal y continúan las armas hablando. 


walter.juarez@milenio.com