Vida Cotidiana

Regresa la violencia

Después de unos días de tensa calma, quizá por el clima gélido y la lluvia que se dejó sentir en la región, los homicidios violentos y los asaltos habían bajado considerablemente, por lo cual de inmediato las autoridades sacaron sus cifras y gritaron a los cuatro vientos que la inseguridad sigue a la baja.Pero en la semana pasada y lo que va de la presente, esas mismas autoridades se tienen que dar cuenta que algo no está funcionando, que la violencia continúa presentándose, ya que los homicidios volvieron a aparecer y los asaltos se incrementaron, sin contar los secuestros que se han cometido y que se mantienen bajo resguardo policiaco.Qué es lo que sucede con las Policías en La Laguna, qué pasa con los elementos del grupo GATE o con el Ejército Mexicano, ya que parece que en cuanto bajan la guardia, de inmediato los delitos empiezan a aparecer por todos lados.Primeramente recordamos que los delincuentes asaltaron una funeraria, un centro comercial, bancos de empresas muebleras y para no perder la costumbre, la noche del lunes los ladrones se aparecieron en un centro comercial y se apoderaron de 38 mil pesos.Pero durante la misma noche del lunes, dos jóvenes de 17 años de edad fueron asesinados. Uno recibió varios impactos de bala cuando se encontraba en el baño de su vivienda en la colonia Villas de Zaragoza, mientras que el otro, fue atacado a balazos cuando salía de una tienda en la colonia Nueva Aurora.Durante la madrugada del martes, un hombre de 43 años de edad fue asesinado por dos sujetos que se dijeron policías federales y quienes se metieron hasta la recámara de su casa, ubicada en el ejido Santa Cruz Luján, en Gómez Palacio.En una finca abandonada en Torreón, un hombre vestido de mujer fue asesinado a golpes, mientras que otra persona fue herida a balazos en la colonia Campestre La Rosita. No cabe duda que algo no está funcionando entre las corporaciones policiacas, ya que ni los asaltos, robos, como tampoco los homicidios, han podido ser combatidos con eficacia.Ojalá que las autoridades estatales y municipales dejen de estar manejando cifras sobre la inseguridad y mejor exijan a sus cuerpos policiacos que trabajen y den resultados, ya que lo que menos quieren los laguneros, es que regresen aquellos tiempos, en los cuales las armas hablaban. 


walter.juarez@milenio.com