Vida Cotidiana

Regresa la violencia

Mientras que las autoridades quieren tapar el sol con un dedo, al comentar que la violencia no ha repuntado en la zona metropolitana o bien en la región lagunera, los hechos demuestran lo contrario, ya que de nuevo se han presentado muertes violentas, en las cuales las armas de grueso calibre son las que hablan. En Torreón, en las últimas semanas se han suscitado decesos de personas que han sido atacadas a balazos, se han dejado a hombres sin vida dentro de vehículos, los asaltos no han dejado de presentarse, lo mismo que los robos de vehículos y en las viviendas. En Gómez Palacio y Lerdo sucede lo mismo, con la agravante que en esos municipios se han presentado un sinnúmero de violaciones, delitos que tienen preocupados a sus habitantes. Es tanta la preocupación, que un grupo de vecinos decidieron proteger a sus mujeres, a sus familias y sus bienes, por lo que formaron lo que ellos llaman guardias comunitarias. Estas personas decidieron simplemente armarse con palos y piedras, vigilar las calles, revisar a personas sospechosas y tratar de dar con esos violadores en serie. Las autoridades por su parte, parece que minimizan los hechos y el alcalde lerdense Luis de Villa, no quiere aceptar que este grupo de personas o guardias comunitarias existe y que el número de los mismas está creciendo, ya que hay familiares de las mujeres ultrajadas, que en su impotencia, lo único que desean es hacerse justicia, es detener a los violadores y ser ellos quienes los entreguen a la policía. Las autoridades han dicho hasta el cansancio que se está trabajando, que se han detenido a varios sujetos que han participado en ultrajes a mujeres, pero al final, no han podido atrapar a aquellos que aparecen en los retratos hablados que la misma Vicefiscalía de Durango ha realizado. En San Pedro y Francisco I. Madero la violencia también volvió a aparecer, luego de que un taxista fuera privado de la vida a balazos y que un hombre fuera encontrado en un camino de terracería atado de las manos y con impactos de arma de fuego. Si los decesos de personas a balazos, si los encajuelados que han aparecido, si los asaltos, los atracos a cuentahabientes de instituciones bancarias, no son parte de la violencia, entonces nuestras autoridades tienen razón, la violencia no ha repuntado y todo es un mal entendido. Pero si esto piensan las autoridades, la pregunta es en dónde está la Operación Laguna.



walter.juarez@milenio.com