Vida Cotidiana

Referente

Llega la época de Semana Santa y con ella se empieza a hablar nuevamente del Santuario del Cristo de las Noas, lugar que se convirtió, después del algodón, en un referente no sólo de Torreón, sino de la región lagunera.


Ahora, en una reunión realizada en ese emblemático lugar, Miguel Riquelme, alcalde de Torreón, realizó una serie de declaraciones que son de llamar la atención, como lo es la próxima construcción de un teleférico que vaya del Santuario hasta la Plaza Mayor.


Todo está muy bien, pero también hace falta hacerle un reconocimiento al padre Jesús Rodríguez Tenorio, quien tuvo la idea de construir ese maravilloso complejo. Este hombre no solamente fue el artífice de lo que hoy se conoce como El Cristo de las Noas, sino de haberle dado una identidad a Torreón y a La Laguna.


Antes, solamente conocían a La Laguna por el cultivo del algodón, por aquellas pacas que se convirtieron en un ícono de la Comarca, después llegó el Santos Laguna. Ahora, se cuenta con ese cerro enclavado al poniente de la ciudad, en donde el padre Rodríguez Tenorio logró construir una iglesia, edificar una enorme figura de un Cristo con sus brazos extendidos y posteriormente, una cruz de gran dimensión.


Claro que para ese lugar, no todo fue miel sobre hojuelas, ya que después de vivir una gran época, en que los fines de semana era para visitar la iglesia y admirar la zona metropolitana desde el Cristo de las Noas, llegó la inseguridad, nadie quería acudir, ya que para llegar al Santuario, era como pasar por una zona de guerra.


Solamente basta recordar que en aquellos años en que las balas eran las que hablaban, en la temporada de Semana Santa pocos eran los que se animaban a subir y al llegar los Días Santos, la afluencia de visitantes bajó considerablemente, ya que muchos laguneros tenían el temor de ser víctimas de la violencia.


Pese a todo, el padre Rodríguez Tenorio nunca dejó de luchar por sus proyectos, habló de construir un restaurante en lo alto del cerro, de contar con un centro de convenciones y hasta con un teleférico. Ojalá que Miguel Riquelmeayude a lograr que el Cerro de las Noas, se convierta en el principal atractivo de la Comarca Lagunera. De momento, el presidente municipal ya dijo que habrá dinero del fondo metropolitano, ojalá que los demás alcaldes apoyen el proyecto.


walter.juarez@milenio.com