Vida Cotidiana

Quitar las pluris

Mientras que los dirigentes de los partidos políticos han entrado en puros dimes y diretes, respecto a bajar el número de legisladores, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, en Coahuila y Durango, ya las aguas se empiezan a mover rumbo a los sufragios de 2015, en los cuales se habrán de elegir a los diputados federales.


En estos momentos los priistas y panistas están a favor de la eliminación de los diputados y senadores plurinominales y están buscando que para 2018 el número quede en tan sólo 300 legisladores federales.


Claro que tomar esta decisión no es nada fácil, ya que los partidos de izquierda saben que los afectaría, ya que difícilmente en las urnas pueden lograr triunfos y normalmente sobreviven gracias a las plurinominales.


La misma dirigencia del partido del sol azteca ha comentado, que el quitar las plurinominales solamente beneficiaría más a los priistas, ya que son los que al tener el control en el país y con su militancia aseguran muchos distritos.


Es aquí en donde los del PRD saben que ellos al perder sus candidatos, sus opciones se ven muy reducidas y le apuestan a las plurinominales para poder llegar a las Cámaras, para poder hacer bancadas y darle la pelea al PAN y al PRI.


La otra historia es la que cuenta, la que sigue en Coahuila y Durango, estados en los cuales todo indica habrá de repetirse la misma historia, en donde el PRI tiene el control y habrá de llevarse nuevamente la mayoría de las diputaciones federales en las elecciones de 2015.


En Coahuila, el pasado 6 de julio el tricolor le puso una barrida de 16 a cero a los del blanquiazul, durante las elecciones a diputados locales, dejándolos con un sólo legislador plurinominal.


En estos momentos, la gente del PRI ya sabe quiénes serán sus candidatos y los mismos, ya empezaron a trabajar por debajo del agua, están haciendo los amarres ante la complacencia de su dirigencia estatal.


En Durango sucede lo mismo, ya que tanto el gobernador, como el líder del tricolor, ya han dado luz verde a los que habrán de contender, los cuales han empezado a moverse en los distritos correspondientes.


Apenas es el inicio y de aquí a diciembre, el ambiente político en la región lagunera habrá de subir de tono. Sólo queda saber si el PAN seguirá con los brazos cruzados o bien, ahora sí actuará.


walter.juarez@milenio.com