Vida Cotidiana

Quieren aumento

Que los transportistas de Torreón, ya empezaron a coquetear con el ayuntamiento de Torreón, ya que desean que se les aumente el precio a la tarifa, tanto en camiones como en taxis. Todos saben el pésimo servicio que ofrecen los transportistas, todos conocen las unidades que circulan en el municipio, las cuales se encuentran en pésimas condiciones.

De los taxistas qué se puede decir, que son un verdadero peligro para los pasajeros, ya que no hay día en que una de estas unidades de alquiler no participe en un choque. Vemos como los choferes de estos miniautos no respetan el reglamento, los observamos dar vuelta en lugares prohibidos, como no respetan la luz roja de los semáforos, además de conducir a exceso de velocidad, atravesarse a los demás automovilistas y demás linduras.

Estos conductores de taxis con su forma de manejar, provocan muchos accidentes viales, se impactan con otros autos o bien, por no respetar los señalamientos, son chocados y en la mayoría de los casos, sus pasajeros son los que sufren las consecuencias al resultar heridos.

Pero son tan cínicos y con una “ayudadita” de la Dirección de Transporte, ellos pueden hacer lo que quieran, a tal grado de exigir un aumento en el precio del pasaje.

Los del pulpo camionero saben que tienen la sartén por el mango, saben que si no les autorizan el incremento, el cual quieren que sea de un cuatro a seis por ciento, pueden ejercer medidas de presión, como el parar el servicio y bloquear avenidas.

No cabe duda que el transporte urbano, se está convirtiendo en una piedra en el zapato para la actual administración municipal, ya que parece que no hay nadie que los pueda meter en cintura, que les exija a los transportistas que modernicen sus unidades.

Como tampoco hay alguien que los vigile, que les diga que no circulen a exceso de velocidad, como tampoco se observa que alguien les pida a los choferes, que den un mejor trato a sus pasajeros, así como quitar su música estridente, la cual es una verdadera molestia para los pasajeros.

Ojalá que antes de autorizar  un incremento, la gente del ayuntamiento debiera hacer acuerdos con los del pulpo camionero, en el cual se comprometan a mejorar su servicio, a cambiar sus viejas chatarras por unidades que sean dignas de esta gran ciudad.

Ya basta, pasan los años, administraciones van y todo sigue igual, por lo que es necesario hacer algo para mejorar el servicio, ya que no se puede estar trabajando en obras como las del Paseo Morelos o bien la del teleférico, cuando la cara que dan los camiones, es la peor que se tiene en la ciudad.

Lo más seguro es que no pase nada, que todo siga igual y que les autoricen el aumento. 


walter.juarez@milenio.com