Vida Cotidiana

Propuestas, a la basura

No cabe duda que ser oposición en los cabildos o en los congresos, sean estatales o federales, es luchar contra la corriente, es presentar propuestas que de antemano saben los de los partidos contrarios, que lo más seguro es que sean desechadas.Vemos en el caso del Congreso de Coahuila, que los panistas encabezados por el legislador Jesús de León Tello, por más lucha que hacen, por más que gritan, a la hora de votar sus propuestas normalmente son desechadas.

Son sólo cuatro diputados del blanquiazul, todos ellos llegaron al Congreso por la vía plurinominal y por ello, son una minoría que realmente poco representa y lo que hagan o digan, parece que de poco o nada sirve, ya que la aplanadora que manda, los del PRI, con sus partidos aliados, de inmediato desechan cualquier intento de los panistas por lograr que lo que proponen sea autorizado.

Este martes, el diputado local Jesús de León Tello, subió a la tribuna una propuesta, en la cual pide a la Auditoría Superior del Estado que revise con especial énfasis la cuenta pública del municipio de Torreón, correspondiente al año 2014, en los rubros que se refieren a cuotas para el PRI y para la Fundación Colosio.

Además pidió que se revise el proceso de concesión del alumbrado público y lo que se refiere a los incentivos fiscales y apoyos financieros concedidos al club de futbol Santos Laguna.

Como era de esperarse, la máquina empezó a funcionar, por lo que legisladores priistas y sus aliados, le dieron un rotundo rechazo a su propuesta con 24 votos en contra y los únicos a favor fueron los de los panistas.En Torreón sucede lo mismo, los regidores del blanquiazul siempre que se tiene que autorizar alguna cuenta de la presidencia municipal, a la hora de las votaciones, los del tricolor levantan sus manos y los aplastan.

Esto que viven los regidores mes con mes, es algo que continuará hasta el fin de la administración de Miguel Riquelme, y lo mismo sucederá en el Congreso del Estado hasta que acabe la legislatura actual.

En Gómez Palacio los regidores de oposición viven la misma historia, mientras que los diputados de oposición, tampoco pueden lograr que sus propuestas avancen. No cabe duda que la oposición es solamente eso, oposición y que a final, sus propuestas terminan en el bote de la basura. 


walter.juarez@milenio.com