Vida Cotidiana

Profes ‘fantasmas’

La historia se repite, siempre se habla de lo mismo y los sexenios pasan y se siguen presentando las mismas irregularidades en la nómina docente-administrativa de la educación básica.Ahora fue México Evalúa la que realizó un estudio de los gastos que se tienen y dijo que en al menos 27 de las 32 entidades del país, más del 10 por ciento de la nómina magisterial, llámese profesores o personal que labora administrativamente, presentan irregularidades, lo que significa que son 591 mil 361 plazas con problemas y si se convierten a pesos, equivalen a 51 mil millones.Los años pasan, ya se detuvo a la profesora Elba Esther Gordillo y los mismos vicios se siguen presentando en la nómina magisterial, ya que existen muchos “aviadores”, esos que cobran sus salarios sin acudir a dar clases.También existe un gran número de profesores que según ellos se la pasan en comisiones o bien, son secretarios del secretario, del secretario o “cargacelulares” y por eso no pueden acudir a las aulas a dar clases. También sabemos que existen muchos vivos que cobran los sueldos de otros, por lo que no se duda que otros cobre por los maestros que se adelantaron en el camino.Cuando entró como titular de la Secretaría de Educación Pública el señor Emilio Chuayffet, dijo que llegaba con todo, que pondría en orden al magisterio y es fecha en que el engrudo se le sigue haciendo bolas.De entrada no ha podido erradicar estos vicios pese a tener a la maestra tras las rejas y en segundo, hay dos o tres estados en que los mentores son los que mandan, los que deciden y quienes se niegan a que les realicen la prueba Enlace.Los casos más sonados son los de los estados de Oaxaca y Chiapas, en donde los profes simplemente rechazaron contestar el censo, pero además, en ambas entidades cuentan con un gran número de “aviadores.Es increíble que siga pasando el tiempo y que los maestros sigan teniendo mucho poder, a tal grado que el gobierno federal no ha podido contra ellos.No puede ser posible que cientos de profesores se escuden en las famosas comisiones y se la pasen viajando, no con dinero de sus bolsas, sino con el que les dan los gobiernos estatales o federal. Pero lo más triste es que también hay “escuelas fantasmas” y con profes activos. 


walter.juarez@milenio.com