Vida Cotidiana

Primer año…diferente

Los alcaldes de Gómez Palacio, José Campillo, y de Lerdo, Luis de Villa, cumplieron el primer año de su gestión y dieron su informe, destacando ambos que en materia de seguridad se ha avanzado en los dos municipios.Es un primer año diferente, muy diferente a los que vivieron sus antecesores Rocío Rebollo y Roberto Carmona, quienes simplemente para dar sus informes, los tenían que hacer bajo una estricta vigilancia policiaca, además los recintos eran blindados por personal del Ejército Mexicano.Ahora son otros tiempos, ambos alcaldes saben que a ellos sí que les ha tocado bailar, sino con la más bonita, con una que no está tan “peor”. Basta recordar hace dos años todo lo que sucedía en Gómez Palacio o Lerdo, municipios que se encontraban bajo el yugo de la violencia.En esos tiempos difícilmente no se podía trabajar pensando en obras, pensando en mejoras en el pavimento, en llevar agua a colonias, ya que se tenía en las espaldas el flagelo de la violencia.Pero no solamente eso, ambos municipios se llegaron a quedar sin vigilancia policiaca, luego de que los elementos de Seguridad Pública municipal de ambas ciudades, fueran detenidos para practicarles exámenes de control y confianza.Ese fue el inicio y después se dijo que las policías municipales de Lerdo y Gómez Palacio desaparecerían y es fecha en que los famosos “cachuchones”, siguen sin aparecer en escena, pese a que los actuales alcaldes han dicho que muy pronto regresarían a las calles.Actualmente, ambos presidentes municipales se la llevan con calma, tranquilos, saben que detrás de ellos se encuentran los militares, saben que la violencia extrema que se vivió en ambos municipios bajó considerablemente y por lo que ahora, los dos no tienen excusas para no realizar un buen trabajo a favor de los habitantes que los llevaron a las alcaldías.Sabe tanto José Miguel Campillo como Luis de Villa, que son otros tiempos, que el mismo gobernador del estado, Jorge Herrera, les ha dado todo el apoyo y constantemente los visita, a diferencia de otros mandatarios anteriores.Saben los dos ediles que los gomezpalatinos y lerdenses también sufrieron la violencia, por lo que ahora que hay una tensa calma, esperan que los dos presidentes municipales les cumplan lo que les prometieron. 



walter.juarez@milenio.com