Vida Cotidiana

¿Polis o militares?

Las quejas ciudadanas en Gómez Palacio y Lerdo continúan, ya que el robo a casas habitación, los asaltos a comercios, los robos de vehículos, parece que no tienen fin, pese a que según las autoridades, las estadísticas demuestran lo contrario.
Pero hay algo más que preocupa a gomezpalatinos y lerdenses y son las violaciones a mujeres que se han presentado en ambos municipios, lo cual lleva a pensar que en cuestión de seguridad, algo está fallando, que la Policía Militar no está dando resultados y eso sí que es algo que preocupa, ya que si los delincuentes no le tienen miedo a los militares, entonces a quién.
En lo que va del presente año, las denuncias por los delitos de violación a mujeres suman 42, mientras que en todo el 2013 fueron 60, sin contar todas aquellas personas que fueron violentadas en su integridad física y las cuales por temor, por sentirse amenazadas, prefirieron quedarse calladas.
Es realmente preocupante lo que viven muchas mujeres de Lerdo y Gómez Palacio, ya que muchas de ellas salen a sus trabajos, otras a estudiar, con el miedo de ser víctimas de delincuentes, de personas enfermas que las atacan en forma sorpresiva.
Es aquí en donde viene la pregunta, ¿hace falta que regresen los policías municipales? Esto es algo que sólo el tiempo lo dirá, pero en este momento se vive un gran problema y las autoridades estatales tienen que atacarlo, tienen que erradicar esta violencia en contra de las mujeres.
Es difícil saber hasta qué grado se ayuda a las mujeres violentadas, pero de lo que se debe de estar seguro es que deben de ser atendidas, apoyadas, que deben de existir departamentos exclusivos para estos casos y es el gobierno estatal el que debe de contar con personal capacitado, el cual pueda dar una ayuda a quienes fueron víctimas de violaciones.
Algo no está funcionando correctamente en La Laguna de Durango, en lo que a la seguridad se refiere, ya que no puede ser posible que con tanta vigilancia, con tanto Policía Militar y todos sus operativos, en casi tres meses, 42 mujeres hayan sido víctimas de ataques sexuales, lo cual es imperdonable.
La pregunta es ¿cuántas mujeres más tendrán que ser violentadas para que las autoridades hagan algo? Quizá, la solución podría estar en el regreso de los policías.


walter.juarez@milenio.com